BanorteLoginPortlet-Banorte

Actions
Loading...

Z7_G218H3C0K0D4D0Q9IB9F6V1087

Actions
Loading...
 
Por el momento la búsqueda por mapa no está disponible.
Cerrar mensaje

1. ¿Qué deseas buscar?

Tipo de oficina:
Lista de Resultados
Horario
No hay resultados para los criterios de búsqueda que seleccionaste, por favor inténtelo de nuevo seleccionando diferentes criterios.
Tienes que escribir una ubicación antes
 
 

¿En qué te podemos ayudar?

Correo electrónico

Es necesario elegir un tema para el correo electrónico.
Es necesario elegir un producto.
Este campo es necesario.
Este campo es necesario.
0/600 Caracteres
Este campo es necesario.

¿Cómo desea que lo contactemos?

Este campo es necesario.
Se requiere teléfono a 10 dígitos.

Escriba el código


  

Ingrese el campo correctamente.
¡Gracias! El mensaje ha sido enviado. El mensaje no pudo enviarse.

Llámanos

Deseamos escucharte, estamos a tus órdenes.

Servirte es nuestra prioridad. Estamos a tu disposición en Línea Preferente, el centro de contacto especialmente diseñado para atender todas tus necesidades financieras.

  • Ciudad de México: (55) 5140-5600
  • Monterrey: (81) 8156-9600
  • Guadalajara: (33) 3669-9000
  • Resto del País: 01-800-BANORTE (226-6783)

Banco en Línea

Recibe asesoría de uno de nuestros consultores acerca de la operación, consulta y manejo de Banco en Línea.

 

PIB O BIENESTAR: EL DEBATE

EPISODIO 2. PODCAST NORTE ECONÓMICO

  • Banorte presenta el segundo episodio de su podcast Norte Económico, disponible en Spotify y en el sitio GFNorte.
  • Conducido por Gabriel Casillas y Alejandro Padilla, directores del área de Análisis Económico, el tema central del capítulo aborda el debate sobre la mejor forma de medir el bienestar de los mexicanos.
  • Discuten además el aumento en las tensiones diplomáticas EU-China y señalan los indicadores económicos más relevantes para los próximos días.

Ciudad de México, 27 de mayo de 2020.— Este miércoles se publicó el segundo episodio del podcast Norte Económico, producido por Grupo Financiero Banorte y el cual aborda los temas más relevantes de la economía y los mercados financieros, a nivel local e internacional.

En la sección Visión 360, un análisis a fondo de los factores que mueven la economía, se abordó la reciente discusión sobre la utilidad del PIB como una forma efectiva de medir el progreso de México.  

Gabriel Casillas, Director General Adjunto de Análisis Económico y Relación con Inversionistas, y Alejandro Padilla, Director Ejecutivo de Análisis Económico y Estrategia Financiera de Mercados, discutieron sobre las mejores formas de medir el bienestar de los mexicanos.

Destacaron que el Producto Interno Bruto (PIB), creado en 1934 por el estadounidense Simon Kuznets, es una medida de volumen de producción y no de bienestar, algo que el propio Kuznets reconoció en un discurso pronunciado en los años 70.

Para medir el bienestar de la población de un país se han desarrollado una variedad de indicadores, entre los cuales los directivos destacaron:
 

  • El Índice de Desarrollo Humano, creado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
  • El Índice Global de Felicidad, una publicación anual realizada por las Naciones Unidas.
  • El Índice de Progreso Social Global, el cual mide la extensión en la que los países satisfacen las necesidades sociales y medioambientales de sus ciudadanos.
  • El Visor Dinámico de Bienestar, un sistema gráfico creado por el INEGI que visualiza la posición que ocupa cada Estado del país según un conjunto de indicadores que reflejan nueve dimensiones del bienestar.

En la sección El Tema de la Semana: lo que no debes perder de vista, se discutió la tensión diplomática EE. UU. y China, la cual ha escalado en estos últimos días, al grado que se ha dicho que ambas potencias están “al borde de una nueva Guerra Fría”.

Y en el apartado Mercados y sus Implicaciones se recomendó estar atentos a las revisiones que se hagan del PIB del primer trimestre en EE.UU., China y la eurozona, así como a la información que dará a conocer el Banco de México en la publicación de sus minutas, su informe trimestral y la conferencia de prensa que dará el Gobernador Alejandro Díaz de León.

Para más información a medios de comunicación:

Consulta un nuevo episodio cada miércoles en:

Transcripción. Episodio 2, 27 de mayo de 2020

Norte económico con Gabriel Casillas y Alejandro Padilla, un podcast de Banorte para encontrar el horizonte de la economía

GC: Hola a todos, les damos la bienvenida a un nuevo episodio de Norte económico, un podcast de Grupo Financiero Banorte. Escuchan a un servidor, Gabriel Casillas, director general adjunto de Análisis Económico y Relación con Inversionistas, y me acompaña Alejandro Padilla, Director Ejecutivo de Análisis Económico y Estrategia Financiera de Mercados. ¿Cómo estás, Alex?

AP: Muy bien, Gabriel, muchas gracias, espero que tú también te encuentres bien, aquí con más información y análisis económico para compartir con todos nuestros amigos de Norte Económico.

GC: Muchas gracias, Alex. Pues el tema de hoy va a ser uno bien importante, que es medición del bienestar como una alternativa o una adición al PIB.

AP: Así es, Gabriel. Por otro lado, también hablaremos sobre un tema que se ha vuelto muy importante en los mercados, que tiene que ver con la pandemia, pero desde un punto de vista de riesgo geopolítico.

GC: Pues no se diga más, Alex. Bienvenidos a Norte económico, y comenzamos.

Cortinilla: El tema de la semana. Lo que no debes perder de vista

AP: Amigos de Norte económico, iniciemos con el tema más relevante de la semana, y esto tiene que ver con la pandemia nuevamente, pero desde otra dimensión: ahora desde el aspecto geopolítico, porque en los últimos días lo que hemos visto es un incremento en las tensiones entre Estados Unidos y China, lo cual pues vuelve a traer el temor que vivimos a lo largo de 2019 con relaciones comerciales que estuvieron fuertemente deterioradas.

GC: Coincido, Alex, pues como que se está traslapando este tema de la pandemia con pues ya el acercamiento hacia las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, que serán el 3 de noviembre, entonces pues en esta precampaña, digámosle así, el presidente Trump y el secretario de Estado, Pompeo, han lanzado acusaciones, sobre todo a China, con poco sustento sobre el mal manejo de la pandemia, e inclusive sugiriendo un mal manejo en un laboratorio de Wuhan como lo que originó el coronavirus, ¿no?
Y más recientemente, ya vimos al Senado en los Estados Unidos aprobar una ley que restringe a las empresas chinas para poder estar listadas en el mercado accionario de Estados Unidos. Entonces todo esto está incrementando nuevamente estas tensiones que mencionas, Estados Unidos-China, y será un tema para seguir muy de cerca en los próximos días.

AP: Definitivamente, Gabriel, y también hay que tomar en cuenta que apenas el pasado viernes tuvimos la Asamblea Popular Nacional en China, de donde se desprendieron grandes temas; yo creo que los podemos dividir en la parte económica y en la parte de diplomacia.

En la parte económica, pues quitaron los objetivos explícitos del PIB, mientras que, en la parte mucho más diplomática, hemos visto un cambio mucho más importante en la regulación, esta Ley Nacional de Seguridad en Hong Kong que probablemente genere nuevas protestas tal como lo vivimos el año pasado y éste puede ser un catalizador importante para los mercados, o por lo menos contribuir a la fuerte aversión al riesgo.

GC: Pues sí, Alex; parece que Hong Kong está de salero en estas relaciones China-Estados Unidos y pues ya con, digamos, en vísperas de las elecciones, pues se pone más complicado todo eso, ¿no? Entonces es muy probable que en estas campañas pues Trump pueda radicalizar aún más su narrativa, su retórica y que sea pues este tema de la pandemia se politice de manera muy importante de cara a los comicios.

AP: Y bueno, dentro del mismo tema de la pandemia, algo que va a ser también muy importante es darles seguimiento a los indicadores económicos, ya que éstos pues día a día nos permiten entender a profundidad cuál es el efecto adverso del coronavirus sobre la actividad económica.

GC: Exacto, Alex. Pues de los datos bien importantes van a ser pues el PIB del primer trimestre 2020, las revisiones, ¿no?, sobre todo las de China, la Eurozona y Estados Unidos, en donde pues cada quien reporta el PIB de manera pues conforme le conviene a su economía, ¿no?

China, por ejemplo, el -6.8%, esa caída del PIB pues es con respecto al primer trimestre de 2019; sin embargo, si vamos a la Eurozona, el -3.8% que reportaron es con respecto al cuarto trimestre del año pasado, ajustado por estacionalidad; y si nos vamos a Estados Unidos, el -4.8% que presentó pues es con respecto también, igual que la Eurozona, al cuarto trimestre pero lo anualiza, ¿no?, lo multiplica por 4.

Entonces ¿cuál sería el indicador que realmente se hace comparable, ¿no? Entonces en China podemos tomar el -6.8, lo podemos comparar con la Eurozona, que fue -3.2, aquí se ve cómo el impacto del COVID pues fue mucho más fuerte en China porque claramente fue donde salió el brote.

A Europa le tocó muy fuerte, sin embargo, todavía le va a tocar un poco el segundo trimestre; y en Estados Unidos curiosamente el primer trimestre de la tasa anual, que es un dato positivo, no negativo, es 0.3% y se ve que sí tuvo algo de afectación, pero que la mayor parte será en el segundo trimestre, ¿no? Y con eso pues claramente el mercado, sobre todo a nivel local, estará muy enfocado en las minutas del Banco de México y en el informe trimestral.

AP: Y bueno, llevando la discusión hacia el Banco de México, las minutas probablemente traigan una discusión muy interesante entre los miembros de la Junta de Gobierno; por un lado, sabemos que el balance de riesgos para la economía está sesgado significativamente a la baja, sin embargo, yo creo que el debate se va a centrar mucho más en la parte de inflación porque ahí el balance de riesgos es incierto.

De hecho, los últimos datos que hemos visto, el reporte de la segunda quincena de abril y el de la primera quincena de mayo, pues fueron muy contradictorios en el sentido de que en abril vimos la deflación más fuerte, mientras que en mayo vimos el incremento quincenal para ese periodo más elevado desde el 2002, lo cual nos habla de esta fuerte incertidumbre y cómo el debate va a estar centrado ahí entre los miembros de la Junta de Gobierno.

Además de toda una serie de factores muy importantes, como es el caso de las condiciones financieras y monetarias también en el mundo; el panorama internacional. Y bueno, todo este conjunto de datos probablemente le den soporte a esta idea que tenemos nosotros en Grupo Financiero Banorte de dos recortes adicionales de 50 puntos base cada uno en los próximos meses, con lo cual estaremos viendo la tasa de referencia en 4.50%.

GC: Pues sí, Alex, ese va a ser un tema muy importante en las minutas; probablemente nos recuerden las discusiones que dimos con Jonathan Heath en la entrevista de la semana pasada, y bueno, de manera más prospectiva, tendremos el informe trimestral con revisión y actualización de pronósticos y una interesante conferencia de prensa del gobernador Alejandro Díaz de León. Pues aquí concluimos el primer segmento.

Cortinilla: Visión 360, un análisis a fondo de los factores que mueven la economía

GC: En este segmento queremos profundizar sobre un tema de actualidad.

AP: Y esto lo haremos de manera rigurosa, pero también a la vez dinámica y es obviamente sin que parezca una clase de Economía.

GC: Así es, Alex. Pues recientemente vimos que el presidente López Obrador sugirió que deberíamos contabilizar el bienestar y no sólo el PIB.

AP: Ambos temas han sido ampliamente discutidos en las redes sociales en las últimas dos semanas, y si ven, ha habido críticas a las formas en que ambas cosas se han sugerido o propuesto. Aquí en 360 vamos a comentarlas desde un punto de vista propositivo. ¿Cómo ves, Gabriel?

GC: Inmejorable, Alex. Creo que nuestro país necesita este tipo de debates, sobre todo a la luz de las críticas que ha habido a nivel global tanto de la métrica PIB como de otros aspectos del bienestar.

Las críticas al PIB ya tienen muchas décadas, ¿no? De hecho, Alex, creo que si estuviéramos viendo un documental en la televisión sobre el tema, esos doblados al castellano que comenzarían con ‘ya los antiguos fenicios contaban con una medición de la producción’.

AP: Sí, también hay que recordar lo que dijo Simon Kuznets, que fue Premio Nobel de Economía en 1971, de que el PIB no debía ser tomado en cuenta como una medida de bienestar.

GC: Exacto, Alex. De hecho, en su reporte, cuando Kuznets presentó al PIB en 1934 al Congreso de Estados Unidos, advirtió que era una medida de volumen de producción de la economía y ya; de hecho, pues que no tomaba en cuenta el trabajo, por ejemplo, que se lleva a cabo en los hogares.

AP: Yo creo que también lo importante es el debate que se ha centrado entre la diferencia entre crecimiento y desarrollo; inclusive recientemente pues se han ido desarrollando métricas que toman en cuenta temas relacionados con el bienestar, como es el caso de la mortandad infantil, la calidad de la educación, inclusive el estado de ánimo.

Pero antes de pasar a estos indicadores de bienestar, quisiera comentar sobre dos preguntas que me hacen mucho sobre el PIB: si éste mide la informalidad, ésa es la primera, y la segunda: ¿por qué en los libros de texto se habla de algunas subdivisiones como es el caso del consumo, inversión, el gasto, exportaciones, etc., y en México lo vemos como agropecuario, industrial y de servicios?

GC: Son dos preguntas recurrentes y bueno, claro que el PIB mide la informalidad, ¿no? Imagínate, nuestro PIB sería 23% más pequeño; en lugar de tener un PIB de un millón de dólares -o un trillón anglosajón-, tendríamos un PIB de 770 mil millones de dólares nada más.

Además, como sabes, pues hay más personas trabajando en la informalidad que en la formalidad. De los 57 millones de personas que trabajan en México, es decir, la población económicamente activa o PEA, 34 millones trabajan en el sector informal; es decir, 60%. Por eso es vital que nuestro país, efectivamente se incluya a la informalidad en el PIB.

AP: Pero bueno, Gabriel, entonces dime cómo se mide.

GC: Bueno, la forma en cómo se mide la informalidad en el PIB es mediante el cruce de información entre varias encuestas que abarcan los dos: formalidad e informalidad. Por ejemplo: en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, la famosísima ENOE de donde se obtiene la tasa de desempleo, se pregunta qué tipo de trabajo, cuántas horas trabajadas, si tienen varios empleos.
Asimismo, también se obtienen datos de otras encuestas como la ENAMI, que es la Encuesta Nacional de Micronegocios, y con ambas encuestas se incorporan los servicios de transporte por taxi, los restaurantes y bares informales, la autoconstrucción, los artesanos y hasta el sexo servicio. Ahora, Alex, ¿qué contestas a la pregunta del consumo, inversión, con respecto a la agropecuaria, industrial y de servicios?

AP: Bueno, pues que en México medimos el PIB por el lado de la oferta agregada primero; es decir, por la parte de agropecuaria, industrial y de servicios o de las actividades primarias, secundarias y terciarias; esto lo hace el INEGI un mes después de que termina el trimestre pero también hay una parte que publica, que es el PIB por el lado de la demanda agregada, que es la del libro de texto, es la publica el INEGI casi tres meses después y esto se debe a la gran complejidad para medir este lado de la economía.

GC: Pero aguas, Alex, porque ese lado de la demanda acuérdate que le restas las importaciones, y aquí muchos presidentes populistas, como Donald Trump, dicen que es mejor no importar o no importar mucho porque en la ecuación del PIB las importaciones tienen sentido negativo, signo negativo, y si lo ves por encimita, la verdad es que sí tiene sentido, ¿eh?

Sin embargo, como sabes, así no es la realidad. De hecho, las importaciones no restan, pero tampoco suman. Recordemos que el PIB mide lo que se produce o se consume dentro de las fronteras territoriales del país; entonces como el consumo privado y la inversión hay cosas importadas, la maquinaria que importa una empresa o el producto que la gente pide por Amazon a Estados Unidos, las importaciones se tienen que restar para no doble contabilizarlas; entonces no suman al PIB, pero no restan.

Ahora, directamente no suman, pero pues es bueno que tanto las empresas como las personas tengan una variedad amplia de productos, diferentes calidades, diferentes precios.

AP: Es para abonar a la discusión y, sobre todo, contestando las dudas que hemos tenido de clientes y de inversionistas, podamos decir que en México se mide el PIB de los dos lados, por el lado de la oferta agregada y por el lado de la demanda agregada, pero sobre todo creo que lo más importante es que ambas incluyen a la informalidad.

GC: Alex, pasemos a los indicadores de bienestar.

AP: Como te decía hace rato, Gabriel, ha habido un sinnúmero de esfuerzos por medir más allá que el volumen de la producción y que toman en cuenta el bienestar; yo creo que es muy importante contar con este tipo de mediciones mucho más holísticas sobre los seres humanos.

De hecho, mi esposa, que es doctora en psicoanálisis, no me lo deja de recordar todo el tiempo, y en este sentido, si bien se han hecho esfuerzos importantes para que estas medidas funcionen, se necesitan generar los datos adecuados y de manera estandarizada para que puedan ser comparables en el mundo, sobre todo que las características de muchos de estos factores son subjetivas.

GC: Por eso, Alex, bien importante, considero que el PIB no puede entrar en desuso, tiene que seguirse midiendo, porque es justamente una medida objetiva y de fácil comparación en el tiempo y a nivel mundial; además en México el INEGI creo que hace un esfuerzo excepcional para medir el PIB cumpliendo con los más altos estándares de la Oficina de Estadística de la ONU a pesar de las dificultades de medición que presenta una economía como la de nosotros, con alto nivel de informalidad, pero coincido que hay que complementar el PIB con esas otras medidas que mencionas.

AP: Y fíjate, Gabriel, que a mí un índice que me gusta mucho es el Índice de Desarrollo Humano; de hecho, éste contempla tres dimensiones: la primera es la esperanza de vida al nacer; la segunda dimensión tiene que ver con la educación, sobre todo el grado de alfabetización adulta y el nivel de estudios, y el tercer componente o dimensión tiene que ver con el PIB per cápita.

Este índice va de 0 a 1, siendo 0 la calificación más baja y 1 la más alta; yo creo que la duda importante hoy en día, sobre todo con el debate que hemos estado escuchando recientemente, tiene que ver con el desempeño que ha tenido México en este índice. Y bueno, de 1990 a la fecha hemos notado que México ha crecido de manera casi ininterrumpida, pasando de 0.65 a 0.77 en 2018, que ha sido la última medición.

Sin embargo, también debemos de reconocer que otros países han crecido más y en el ranking, México ha caído del 48 en 1990 al lugar 76 de los 189 países que se consideran.

GC: No, pues muy buen índice, Alex, pero la verdad te voy a ser sincero: si tú estás hablando de índices holísticos, me gusta mucho más el Índice de Felicidad Mundial, ¿no? Al igual que tu Índice de Desarrollo Humano, Índice de Felicidad pues toma en cuenta el PIB per cápita y la expectativa de vida, pero el Índice de Felicidad tiene otras medidas que digo yo son más completas, como medidas de apoyo social, medidas de libertad, generosidad y percepción de la corrupción.

Entonces aquí, la verdad es que, en temas de México, quiero destacar tres cosas; por un lado, México está en el lugar 23 de 156 países, somos un país bastante feliz; a nivel global hay que contemplar al segundo plano, pues que desafortunadamente en el periodo 2008-2012 al período 2017-2019 pues sí ha caído la felicidad en todo el mundo, pero el país donde más cayó la felicidad fue en Venezuela, de hecho, lo ubican ya en el lugar 108.

AP: Sí, Gabriel, pero también hay otro índice que a mí me parece bastante interesante que es el Índice de Progreso Social, y ahí se toman en cuenta a tres factores: el primero tiene que ver con las necesidades humanas básicas; hay un segundo factor que considera los aspectos de bienestar, como es el acceso a la educación básica, expectativa de vida, inclusive temas ambientales que hoy en día, sobre todo con las políticas CSG y todo lo que vimos en el mundo, son tan relevantes.

El tercer aspecto tiene que ver con oportunidades como la libertad política, el grado de discriminación, inclusive la participación de la mujer en la economía, entre otros.

Es un índice muy completo. En este índice, como dije, ha sido impulsado por grandes economistas, como es el caso de dos Premio Nobel, Joseph Stiglitz y Amartya Sen, México se encuentra en el lugar 48, debajo de Perú y apenas un lugar arriba de Colombia.

GC: Tienes razón, Alex, es un muy buen índice éste que comentas; lástima que, pues los datos son más complicados de obtener y no puedes comparar la dinámica del tiempo hacia atrás, lo bueno es que, si se sigue construyendo, hacia adelante vamos a tener buena información al respecto.

AP: Bueno, y dentro de todo este debate, en México también se han dado otro tipo de indicadores, otro tipo de monitores; uno que me parece bastante adecuado es el visor dinámico de bienestar que publica el INEGI, que lo publica en base a los principios y los lineamientos de la OCDE, y ahí pues toman en cuenta todavía mayores dimensiones, estamos hablando de 9 dimensiones, ¿y sabes algo que también es bastante interesante?, es que tenemos el comparativo por entidad federativa.

GC: Ése es muy bueno, tienes toda la razón, Alex, y la verdad es que el INEGI lo ha hecho de manera inclusive ya consistente de manera trimestral desde 2014; lo malo es que pues no lo vemos en muchos países, salvo los de la OCDE, como comentas, pero es un buen índice.

Y un poquito lo que vemos es que, un poco la reflexión, es si los gobiernos quieren medirse más por este tipo de indicadores pues sería mucho mejor, porque son más completos, el problema que veo es que no cambian tanto en el tiempo, ¿no?

Por ejemplo, sabemos que el PIB de manera trimestral puede haber cambios importantes; igual y si lo medimos de manera mensual, como en México con el IGAE, también se ve la coyuntura, pero estos indicadores para que haya cambios realmente importantes, necesita haber cambios estructurales.

Entonces yo creo que sí hay que ponerlos, pero tal vez dentro de la particularidad de los sexenios, pues habría que darle una forma de medirlos, de hacerlos que sean parte de los objetivos del gobierno, pero insisto, va a ser difícil que cada trimestre veamos cambios muy relevantes.

AP: Esto que comentas es muy interesante, Gabriel, y probablemente lo que sugiera es que pues las políticas públicas y en general los gobiernos, pues deben de tomar una aproximación mucho más amplia, mucho más integral. Obviamente en este tipo de índices, como tú comentas, hay temas de medición, o hay cuestiones también de la temporalidad de los datos que puede ser en algún momento difícil el comparativo entre países, pero yo creo que ese es el debate y eso es algo que definitivamente se irá haciendo el tema de discusión tanto en México como en el mundo.

Cortinilla: Norte económico, el podcast de Banorte. Síguenos en redes sociales.
Mercados y sus implicaciones

GC: Bueno, pues ya que hemos visto cómo los mercados financieros a nivel global, así como se adelantaron a pronosticar una recesión cuando todavía no había ningún solo dato que nos dijera que ya estábamos en una recesión en enero y febrero, pues hoy, que estamos experimentando los peores momentos en términos de variables económicas con caídas sin precedentes, los mercados están pues para arriba, los mercados ya están pronosticando, ya están descontando la recuperación.

No quiere decir que vaya a estar exenta de riesgos, por eso vemos muchísima volatilidad pero vemos como más tranquilidad, y en ese sentido pues vimos una primera oleada, que fue cuando salió el brote en China, que los mercados se cayeron y todo, pero pues de manera moderada, se pensaba que iba a ser como el SARS del 2002, que iba a quedarse contenido en el sureste asiático, se comparó en mucho el impacto económico del lado de China, que en el 2002 era 8% de la economía, y ahora es una quinta parte de la economía global, cosas de ese estilo.

Después vino una segunda ola, cuando el brote se volvió pandemia, entró en Europa, Estados Unidos y en otros lugares y además vino acompañada de la guerra de precios con Arabia Saudita y Rusia, que aparentemente por el momento ha sido suavizada, digámoslo así, y hasta ahí nos hemos quedado.

Y ahora los mercados pronostican pues esta recuperación, pero hay una posible tercera oleada, que es un riesgo, no es el escenario base, en donde pudiera haber una oleada de contagio financiero.
Muchos bancos, sobre todo en Europa, son muy vulnerables en muchos sentidos y esto pudiera hacer que viniera esta tercera ola o este tercer episodio de alta volatilidad; por el momento los bancos centrales de las grandes economías han dado todas las facilidades de liquidez, etcétera, para que esto no ocurra, y sin embargo esto lo dejamos no como riesgo, estimado Alex.

AP: De hecho, lo que tú comentas, justo lo que estamos viendo ahorita en los mercados financieros después de las fuertes pérdidas y la aversión al riesgo sobre todo en el mes de marzo, abril, pues es un poco más estable; y en mayo ya hemos visto una moderación de este sentimiento de aversión al riesgo; probablemente los inversionistas lo que están tomando en consideración son dos aspectos.

El primero tiene que ver con la respuesta de política económica tanto de bancos centrales como de gobierno, y yo creo que tocaste un tema fundamental, que es también este apoyo para proveer de liquidez, porque hay que recordar que en la crisis anterior a la de 2008 y 2009 hubo un incremento muy importante en el riesgo asociado al crédito y simplemente por la situación tan apremiante de las empresas.

Y por eso es que este tipo de medidas que se han estado anunciando y que probablemente podremos estar viendo más hacia adelante, han estado pues conteniendo las presiones de este tipo de activos financieros. Entonces eso creo se vuelve muy relevante.

Y el segundo tiene que ver con el tema de la reapertura de las economías, en qué momento se da el punto de inflexión sobre las curvas de contagio y también, obviamente, si en algún momento vamos a tener ya alguna noticia favorable en términos de la cura o vacuna del COVID-19, pero en general eso es lo que hemos estado viendo, obviamente con sus picos de volatilidad todavía.

GC: Claro, y qué bueno que comentas esto, porque sí, los mercados están viendo que estos paquetes de ayuda monetaria vienen acompañados por el lado fiscal que no van a hacer que no haya recesión, no la van a evitar, pero sí van a ayudar a que pueda haber una recuperación, y el tipo de recuperación que podamos ver, y los mercados van a seguir enfocados en esto, pero muy importante lo que tú comentas: la dinámica per se de la pandemia, la cura, la posibilidad de poder empezar ya a coexistir con el virus, etcétera.

Y bueno, pues en todo esto, Alex, habiendo hablado del Banco de México, de cómo está el tipo de cambio, etcétera, ¿qué estás viendo? ¿Estás viendo oportunidades de inversión en la curva, vender bonos, de cetes? ¿Cómo ves el tipo de cambio?, pues vimos en algunos momentos ha estado inclusive por debajo de 23 pesos por dólar, ¿no?, niveles que no veíamos desde hace varios meses.

AP: Lo que hemos visto ha sido pues una gran volatilidad en el mercado cambiario pero un respiro por lo menos en las últimas sesiones, y en ese contexto probablemente el peso pudiera continuar esta tendencia hacia niveles un poco más bajos, sobre todo en la zona de 22.50, en donde pues hay algunos vencimientos de opciones que podrán sugerir un nivel técnico de corto plazo importante, aunque el siguiente está en los 22.00 o ‘22 figura’, como se le comenta en el mercado, pero yo creo que un 22.50 podría ser una buena oportunidad para algunos largos en dólares, sobre todo pensando en todos los factores de riesgo que vemos hacia adelante a lo largo del año.

Tú comentaste el tema de las elecciones en Estados Unidos el 3 de noviembre, y ahí podremos ver cómo la prima de riesgo en las divisas en mercados emergentes pudiera presionarse un poco más, así que hay que estar analizando y tratando de cazar estos niveles entre 22 y 21.50, que sugieren buenas oportunidades para compra de dólares o posiciones largas en dólares.

Y en relación a la curva de rendimientos, recientemente tomamos utilidades en el Bono M May’29 y hemos migrado hacia el Udibono Nov’35; vemos una valuación mucho más atractiva en la curva de tasas reales, sobre todo por una dinámica de inflación que podría estar cambiando hacia adelante.

Ya dimos un dato sorpresivo al alza, que fue el de la primera quincena de mayo, y probablemente hacia adelante podríamos ver todavía una inflación contenida, pero con un carry de las UDIs que podría ser atractivo para este tipo de posiciones.

En general, yo creo que la curva de rendimientos en México se va a mantener con una pendiente relativamente pronunciada, con la parte corta anclada por las expectativas que existen sobre más recortes por parte del Banco de México; actualmente lo que descuenta el mercado es algo muy cercano a nuestros 100 puntos base en lo que queda del año, un poquito más, quizás.

Y en la parte larga vemos volatilidad, algunas presiones en primas de riesgo en mercados emergentes, y por eso es que hemos optado por este cambio de estrategia en el área de Análisis en Banorte.

GC: Bueno, hemos llegado al final. Quiero agradecer en especial a todos los que nos escucharon en nuestro primer episodio con Jonathan Heath como invitado estrella, tuvimos una respuesta increíble. Pronto tendremos más invitados expertos, que, pues, trataremos de ayudar a encontrar el horizonte de la economía. Escríbanos a nuestras redes y pues platíquenos a quiénes les gustaría que invitáramos a platicar.

AP: Debo de confesar que muy contento de la respuesta que obtuvimos con este primer episodio, y motivado a seguir haciendo cosas pues mucho más importantes y más fuertes para nuestros amigos en Norte económico. Pero si me permites, antes de terminar, me gustaría hacerte una pregunta muy similar a la que le hice a Jonathan Heath; yo sé muy bien que tú eres conocedor de los vinos, ¿por qué no nos recomiendas, por lo menos para esta semana, un vino?

GC: Muchas gracias, Alex; no sé qué tan conocedor sea, pero lo que sí es que me gusta, y al menos cuando he recomendado, a la gente le ha gustado.

Los vinos de muchos lados del mundo son muy ricos pero sí tengo cierta inclinación a los vinos mexicanos, tenemos grandes vinos aquí en México y uno de los vinos que más me gusta es un vino que se llama ‘Mogor Badán’; este es un vino de Baja California y tiene pues varias uvas que vienen del Valle de Guadalupe y Santo Tomás, y todo esto lo hacen en un rancho que se llama ‘El mogor’, y este mismo ‘Mogor Badán’, que es un varietal, combina tres uvas, cabernet sauvignon, cabernet franc y merlot, es un gran vino y casi puede acompañar pues cualquier maridaje, entonces pues esa sería mi recomendación, estimado Alex.

AP: Conozco bien este vino, yo creo que a todos los que nos escuchan va a ser una recomendación muy buena, así que, pasando la cuarentena, ahí te veo en tu casa para degustarlo.

GC: Con mucho gusto. Y ahora sí nos despedimos, esto ha sido todo por hoy en Norte económico, esperen un nuevo episodio cada miércoles.

Noticias Banorte