¿En qué te podemos ayudar?

Correo electrónico

Es necesario elegir un tema para el correo electrónico.
Es necesario elegir un producto.
Este campo es necesario.
Este campo es necesario.
0/600 Caracteres
Este campo es necesario.

¿Cómo deseas que te contactemos?

Este campo es necesario.
Se requiere teléfono a 10 dígitos.

Escribe el código


  

Ingrese el campo correctamente.
¡Gracias! El mensaje ha sido enviado. El mensaje no pudo enviarse.

Llámanos

Servirte es nuestra prioridad en Banorte. Por ello, nos ponemos a tu disposición en Banortel, nuestro centro de contacto telefónico.

Banortel:
  • Ciudad de México: (55) 5140-5600
  • Monterrey: (81) 8156-9600
  • Guadalajara: (33) 3669-9000
  • Resto del País: 01-800-BANORTE (01-800-226-6783)

Chat BANORTE

En Banorte, servirte es nuestra prioridad. Con este fin, contamos con un Centro de Contacto especialmente diseñado para personas físicas.

BanorteLoginPortlet-Banorte

Actions
Loading...

Z7_G218H3C0K0NLA06QOM7F2B06H1

Actions
Loading...
 
Por el momento la búsqueda por mapa no está disponible.
Cerrar mensaje

1. ¿Qué deseas buscar?

Tipo de oficina:
Lista de Resultados
Horario
No hay resultados para los criterios de búsqueda que seleccionaste, por favor inténtelo de nuevo seleccionando diferentes criterios.
Tienes que escribir una ubicación antes
 
 

Serás direccionado a la página del Aliado Banorte (TERCERO) que seleccionaste en dónde podrás consultar más detalle de la información y contratar el servicio. La información que proporciones al salir de este portal es responsabilidad del aliado (TERCERO), la cual se rige por sus propias políticas de seguridad y aviso de privacidad.

CONTINUAR
CANCELAR
 
 

Navegarás en un sitio ajeno a Banorte, el cual administra su propia información y política de privacidad y seguridad

REPORTES CORPORATIVOS, IPC Y TASAS: LAS PERSPECTIVAS ECONÓMICAS PARA 2024

Ciudad de México, a 15 de noviembre de 2023.  En la recta final del año, México ha conseguido superar las expectativas que la mayoría de los economistas tenían a finales de 2022, cuando se pensaba que una recesión o desaceleración económica global era inevitable. De manera similar, las empresas se han beneficiado por factores coyunturales, y así lo muestran sus reportes corporativos al tercer trimestre de 2023.

En una mesa de análisis en Norte Económico, el podcast de Grupo Financiero Banorte, Marissa Garza Ostos, Directora de Análisis Bursátil de Banorte, comentó que los resultados del tercer trimestre en el mercado mexicano, especialmente de aquellas compañías que conforman el IPC, han demostrado una mayor resiliencia de la esperada.

“Observamos crecimientos modestos a nivel consolidado en la muestra representativa de las empresas que conforman al IPC, que como sabemos es el principal índice de referencia de la Bolsa. Pero una señal muy importante y positiva que logró definirse fue que finalmente regresó el crecimiento en EBITDA, o flujo operativo de las empresas, luego de la tendencia de esa aceleración que traíamos tras cuatro trimestres consecutivos con caídas”, destacó.

Por su parte, la fortaleza del tipo de cambio, que ha llegado a cotizarse por debajo de los 17 pesos (algo que no se veía desde 2015) impactó de manera negativa a las empresas con operaciones dolarizadas o de naturaleza exportadora.

“Creo que la resiliencia de la actividad económica local, pues se vio claramente reflejada en todo lo que fue la temporada de reportes del tercer trimestre. Vimos que la fortaleza de la industria y sobre todo las dinámicas favorables en el consumo, claramente apoyaron lo que fue una temporada, a nuestro parecer, que la calificamos con señales, sobre todo, positivas”, señaló Garza Ostos.

Hubo algunos sectores de la economía que destacaron por su buen desempeño. En especial, la industria del cemento registró una mayor rentabilidad de lo esperado debido a un efecto menos adverso de los costos energéticos y mayores precios de venta. De manera similar, el sector de infraestructura llegó a niveles récord y la minería mejoró sus márgenes de utilidad gracias a la implementación de eficiencias.

“A pesar de los retos que prevalecen en el entorno para todas las empresas, y esto sobre todo en un contexto donde las tasas de interés han continuado muy elevadas, seguimos viendo que las empresas están enfocando todos sus esfuerzos en controlar todo lo que ellas pueden controlar […] Esto (los resultados positivos en el IPC) en parte sí se explica por las buenas tendencias del consumo, un entorno de costos más sencillo, el control de gastos, pero sobre todo el efectivo traslado del incremento de estos últimos hacia el consumidor final”, dijo la especialista en mercados bursátiles.

En ese sentido, Marissa Garza señaló que Banorte reitera su pronóstico de que el IPC cierre este año en 53 mil puntos. Para 2024 la principal preocupación seguirá siendo la política monetaria restrictiva de la Reserva Federal y el Banco de México, así como los riesgos que representan los conflictos armados en Ucrania y Gaza. No obstante, la proyección del banco es que el IPC cierre el próximo año en 60 mil 200 puntos.

“Sobre todo la expectativa de que comiencen a bajar las tasas va a ayudar a que la evaluación se recupere de manera más acelerada. Y esto, sobre todo, aún bajo el contexto de cierta desaceleración económica y retos para el crecimiento”.

Dentro de estas proyecciones para 2024, Alejandro Padilla, Director General Adjunto de Análisis Económico de Banorte, explicó que hay un riesgo de que algunas economías entren en recesión en 2024 y que esto mostraría crecimientos del PIB más débiles que este año. Sin embargo, aseguró que, aunque México no va a estar aislado de estos vientos en contra de la economía global, “sí puede ser más defensivo, puede ser más resiliente, puede tener un desempeño relativamente bueno”.

¿Y el S&P?

El panorama en México va de la mano de lo que sucede en Estados Unidos donde también se han superado las expectativas de crecimiento. El balance general en el tercer trimestre de reportes financieros, de las empresas que ya lo han presentado, ha sido positivo y se ha acumulado un alza en utilidades del 2.7 por ciento (cuando se esperaba un saldo negativo de 1.1 por ciento a inicios de año).

“Lo que sí notamos este trimestre es que el mercado tal vez sobrerreaccionó, sobre todo algunas señales negativas, ocasionando dudas sobre qué tan sostenibles o no podían ser los niveles de evaluación actuales”, afirmó Marissa Garza.

De tal modo, el pronóstico para el cierre de año es un índice del S&P 500 que llegue a los 4 mil 450 puntos, mientras que el próximo año llegaría a los 5 mil puntos.

“Nosotros lo que vemos en particular es que la expectativa de crecimiento en utilidades después de estos reportes del tercer trimestre para todas las empresas del S&P podrían estar cayendo cerca del 3 por ciento. Sin embargo, para 2024 sí se espera una recuperación bastante importante cercana al 11 por ciento. Esto sobre todo por la baja de comparación”, concluyó.

La entrevista completa está disponible desde este miércoles en Spotify, Apple Podcast y GF Banorte.

Para más información a medios de comunicación:

Para más información a medios de comunicación contactar al equipo de Comunicación Externa:

Número de contacto: (55) 8471-7481 

oo00oo

 
Transcripción

[00:00] - Marissa Garza

 

Observamos crecimientos modestos a nivel consolidado en la muestra representativa de las empresas que conforman al IPC, que como sabemos es el principal índice de referencia de la Bolsa. Pero una señal muy importante y positiva que logró definirse fue que finalmente regresó el crecimiento en EBITDA o flujo operativo de las empresas luego de la tendencia de esa aceleración que traíamos tras cuatro trimestres consecutivos con caídas.

 

[00:25] - Alejandro Padilla

 

Hola, amigas y amigos de Norte Económico. Los saludo Alejandro Padilla, economista en jefe y director general adjunto de análisis de Banorte. Y les doy la bienvenida a un episodio más de Norte Económico en el podcast de Banorte para alcanzar el rumbo de la economía.

 

Como cada semana, me da también mucho gusto poder saludar a Lucero Álvarez. ¿Cómo estás, Lucero?

 

[00:54] - Lucero Álvarez

 

Alejandro, ¿cómo estás? Hola a todos. Empezamos Marcando el Norte.

 

Las últimas semanas hemos prestado muchísima atención a los reportes trimestrales, tanto de México como de los Estados Unidos. Estos reportes sabemos que ofrecen a los mercados cierto panorama de la economía importante.

 

Entre muchas cosas, a los inversionistas les genera incertidumbre por posibles incrementos en las tasas de interés. También lo que puede estar ocurriendo en las próximas semanas o meses con este conflicto en Israel, que aquí en este podcast lo hemos platicado.

 

Hoy justo vamos a hablar de la bursatilidad en tiempos de volatilidad y, entre otras cosas, vamos a platicar de proyecciones económicas. Alex, a este episodio se suma Marissa Garza, directora de Análisis Bursátil en Banorte.

 

Marissa, ¿cómo estás? Hola.

 

[01:48] - Marissa Garza

 

Hola, Lucero. ¿Cómo están? Yo encantada de estar el día de hoy aquí platicando contigo y con Alejandro.

 

[01:54] - Lucero Álvarez

 

Marissa, Alejandro, ¿les parece si empezamos por México? Bien.

 

El crecimiento económico avanza, no al ritmo que se necesita o que se desearía, pero hay avance. Algunos consideran que hay cierto estancamiento. Por otra parte, vemos ciertos factores internos, otros externos, que están limitando estas expectativas para el próximo año, señalando una posible desaceleración. Y por otro, está y vemos este ánimo confiando en la IED que pueda brindar la localización o el nearshoring.

 

De los últimos anuncios de perspectivas, hace unos días veía, por ejemplo, a Moody's, que revisó al alza su proyección de crecimiento para este y el próximo año debido, entre algunas otras cuestiones, a la actividad productiva. Estima 3.5 por ciento para este año y 2.3 para el que sigue, para el 2024.

 

Alex, ¿cómo se ve la perspectiva económica para lo que resta del 2023 y 2024 en México? ¿Qué opinas?

 

[02:54] - Alejandro Padilla

 

Creo que muchos de los factores que comentas ahorita, durante la introducción del podcast, justo nos hacen reflexionar que el panorama internacional va a seguir siendo bastante complicado y yo creo que lo podemos ver desde distintos ángulos.

 

Por ejemplo, hay muchos factores geopolíticos que claramente han generado mayor incertidumbre sobre el panorama económico global. Están entre ellos el conflicto de Ucrania que continúa. Recientemente, estas noticias desfavorables sobre Medio Oriente, de lo cual además platicamos hace un par de episodios con Aboud Onji, un episodio muy interesante que para nuestros escuchas que no alcanzaron a realmente tener el tiempo de escucharlo, creo que vale mucho la pena.

 

Entonces, esta combinación de algunos factores geopolíticos, de tasas de interés que probablemente van a permanecer altas por mucho más tiempo de lo que se tenía pensado, si bien algunos bancos centrales, especialmente de economías desarrolladas, han mandado la señal de que probablemente ya terminaron con el incremento de tasa de interés, pues las condiciones monetarias restrictivas van a seguir ahí y eso también merma mucho la capacidad tanto de las empresas como de las familias de continuar con este ritmo de actividad económica que habíamos visto en trimestres anteriores.

 

Entonces, claramente, hay un riesgo de que en el 2024 podamos ver algunas economías que puedan entrar en recesión o, si no es una recesión, estar mostrando figuras de PIB mucho más débiles de lo que vimos en el 2023.

 

El mundo va a estar complicado, definitivamente. Y dentro de todo esto, yo creo que México no va a estar aislado de estos vientos en contra para la economía global, pero sí puede ser más defensivo, puede ser más resiliente, puede tener un desempeño relativamente bueno, aunque sí hay que contemplar que probablemente va a haber una moderación en el ritmo de crecimiento.

 

Tú mencionabas el pronóstico de Moody's para este año, que si te escuché bien dijiste 3.5 por ciento. Nosotros en Banorte traemos 3.3 por ciento. No es un cambio sustancial respecto al número que tú comentabas. Creo que lo que hemos visto hasta el momento ha sido... Yo creo un escenario económico que ha sorprendido al alza.

 

Simplemente hay que fijarnos en los pronósticos que había a inicios del año y muchos, la gran mayoría, si no es que todos, estuvieron muy por debajo de lo que realmente vamos a terminar de crecimiento este año. Ha habido factores importantes y qué bueno que tenemos a Marissa aquí en esta mesa de análisis para que nos platique sobre el impacto que eso ha tenido sobre el sector corporativo.

 

Pero bueno, el consumo sigue estando muy fuerte y ha estado impulsado por remesas en máximos históricos, por una dinámica de empleo bastante favorable y también por condiciones bancarias también muy optimistas.

 

Hemos visto un repunte de la inversión significativo, probablemente vamos a terminar el año con crecimientos en la inversión a tasas de doble dígito. Nosotros tenemos previsto que a lo mejor la inversión puede llegar a terminar el año con una tasa de crecimiento anual cercana al 20 por ciento. Y esto se debe, entre otras cosas, al mayor gasto en infraestructura que está llevando a cabo el gobierno, pero también a algunos indicios favorables relacionados al nearshoring. Entonces, la inversión ha venido bien.

 

Y creo que al menos los datos buenos que hemos visto hasta el tercer trimestre del año, la verdad es que el PIB preliminar del tercer trimestre que se iba a conocer no hace mucho tiempo, con ese crecimiento de 3.3 por ciento anual y además hilando ocho trimestres consecutivos de incremento, creo que es bastante alentador, aunque probablemente veamos cierta moderación ya a partir del cuarto trimestre.

 

Entonces, 3.3 creo que es un número bastante asequible de crecimiento para este 2023. Ya pensando en el 2024, nosotros tenemos 2.4 por ciento de crecimiento, con dos mitades que van a ser muy distintas. Un primer semestre que probablemente va a estar impulsado todavía por la inercia del crecimiento que hemos visto en este 2023 en estos rubros que ya comenté, consumo, inversión, inclusive gasto de gobierno.

 

El gasto de gobierno va a tener, yo creo, que un papel clave en la primera mitad del año y va a ser un impulso del crecimiento también por el gasto en proyectos en infraestructura, por el efecto que tienen los programas sociales sobre la parte de consumo.

 

Pero ya en la segunda mitad del año, a lo mejor empezará a pesar un poco más la desaceleración prevista en Estados Unidos. Tú recordarás, Lucero, aquí lo hemos platicado en muchas ocasiones. Nosotros no creíamos en una recesión en Estados Unidos, más bien nuestra tesis estaba mucho más enfocada en un aterrizaje suave. Todavía no lo hemos visto. De hecho, el dato del PIB del tercer trimestre en Estados Unidos también fue muy bueno, fue un bólido, fue un crecimiento sumamente significativo. Estamos hablando de una cifra de 4.9 por ciento trimestral anualizado, pero que algunos datos de más alta frecuencia del cuarto trimestre empiezan a mostrar ya algo de modelo de operación.

 

Entonces, para el 2024, yo creo que Estados Unidos estará creciendo menos. Si bien este año a lo mejor terminará con una tasa de crecimiento de 2.4 por ciento, el siguiente año tenemos previsto que será de 1.1. Entonces, definitivamente vamos a ver un PIB todavía creciendo por arriba de su potencial con ese 2.4 que comenté, que es el pronóstico que tenemos en análisis de Banorte.

 

Pero pues claramente va a haber algunos efectos de la desaceleración que estaremos viendo en el mundo, que lo vamos a resentir en una menor magnitud, pero lo vamos a resentir en nuestro país.

 

Y de hecho, pensando en esta dinámica de crecimiento que hemos visto, al menos hasta el tercer trimestre del año, repito, con ese 3.3 por ciento de crecimiento en términos anuales, o si lo quieren ver en términos de trimestral ajustado por estacionalidad, en el tercer trimestre el crecimiento fue de 0.9, fue bastante bueno.

 

Aquí me gustaría aprovechar que estás tú, Marissa, en la mesa de análisis para ver qué implicaciones ha tenido este panorama económico sobre esta temporada de reportes corporativos en México que acaba de concluir. Creo que esto nos puede dar una muy buena sensibilidad de qué es lo que ha estado pasando en México en términos de actividad económica desde la óptica de las empresas y cuál sería la visión hacia adelante.

 

Sobre eso, ¿qué podrás comentar, Marissa?

 

[10:17] - Marissa Garza

 

Claro que sí, Alex. Pues, recientemente justo publicamos no solo la nota resumen en todo lo que fue la temporada de reportes en México, sino el detalle puntual y análisis por cada una de las emisoras que cubrimos en Banorte. Como saben, todo lo pueden consultar en la página de análisis económico del Grupo Financiero en la sección de estrategia de mercados y en particular de análisis bursátil.

 

Y platicando ya en concreto respecto de lo que vimos y justo tomando en consideración todo lo que comentas, creo que la resiliencia de la actividad económica local, pues se vio claramente reflejada en todo lo que fue la temporada de reportes del tercer trimestre. Vimos que la fortaleza de la industria y sobre todo las dinámicas favorables en el consumo, claramente apoyaron lo que fue una temporada, a nuestro parecer, que la calificamos con señales, sobre todo, positivas.

 

Observamos sí crecimientos modestos a nivel consolidado en la muestra representativa de las empresas que conforman al IPC, que como sabemos es el principal índice de referencia de la Bolsa. Pero una señal muy importante y positiva que logró definirse fue que finalmente regresó el crecimiento en EBITDA o flujo operativo de las empresas luego de la tendencia de esa aceleración que traíamos tras cuatro trimestres consecutivos con caídas.

 

Veníamos sobre todo reflejando tasas de comparación bastante complicadas, un entorno muy complejo el año pasado por las presiones inflacionarias, entonces creo que fue muy positivo que finalmente logramos romper esa racha negativa.

 

Sí vimos un impacto negativo relacionado con la fortaleza del peso a lo largo del trimestre, sobre todo sobre aquellas empresas con operaciones dolarizadas o cuya naturaleza es esencialmente exportadora. Y esto sí mermó un tanto las tasas de crecimiento. En ese sentido, lo que vimos fue que los ingresos consolidados disminuyeron marginalmente 0.9 por ciento, pero el EBITDA sí logró aumentar 0.3 por ciento. Todos estos crecimientos, pues obviamente en términos anuales.

 

Y yo creo que lo que sí vale la pena destacar es que a pesar de los retos que prevalecen en el entorno para todas las empresas, y esto sobre todo en un contexto donde las tasas de interés han continuado muy elevadas, seguimos viendo que las empresas están enfocando todos sus esfuerzos en controlar todo lo que ellas pueden controlar. Orientan buena parte de sus estrategias de ventas hacia mezclas de productos más rentables, tratan de tomar ventajas de un entorno de costos menos adverso que el año anterior en cuanto a materias primas y energéticos, pero sobre todo siguen enfatizando un estricto control del lado de los gastos para mantener operaciones más ligeras y sobre todo más eficientes.

 

Y pues es en ese sentido que en general lo que nosotros vimos y que calificamos como muy positivo fueron avances en rentabilidad o avances en márgenes en la mayoría de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana. Entonces, sin duda, podría decirte que es algo muy positivo que observamos.

 

[13:31] - Alejandro Padilla

 

Oye, Marissa, pero justo de parte de lo que platicamos ahorita con Lucero sobre la actividad económica y viendo un poco los componentes de crecimiento y las expectativas del nearshoring, pues pareciera que hay una diferencia interesante entre sectores, ¿no?

 

[13:51] - Marissa Garza

 

Sin duda. Ya cuando comienzas a analizar, sobre todo de manera particular, los distintos sectores o las distintas industrias que puedes dimensionar a lo largo del IPC, pues yo creo que tuvimos unas sorpresas muy interesantes.

 

Por ejemplo, resaltaron sobre todo los resultados positivos o las sorpresas muy alentadoras en la industria de cemento, donde la rentabilidad fue mucho mayor a la estimada debido a un efecto mucho menos adverso en costos energéticos, pero sobre todo mayores precios de venta.

 

También en infraestructura observamos niveles récord en los resultados y nos sorprendió que minería resaltó la recuperación en márgenes por un entorno de costos más benéfico, pero sobre todo por la implementación de eficiencias que justamente hablan de lo que te comentaba, tratando de controlar lo que ellos pueden controlar.

 

Algo muy que va de la mano con lo que hemos comentado respecto al consumo es que vimos que estas empresas, incluyendo algunas de bebidas, algunas empresas comerciales y también aquellas de comercio especializado, se confirmaron dentro del grupo de los mayores avances y esto ha estado sustentado sobre todo, pues mucha dinámica de recuperación a la que están apuntalando todas el grupo de empresas.

 

Esto, pues en parte sí se explica por las buenas tendencias del consumo, un entorno de costos más sencillo, el control de gastos, pero sobre todo el efectivo traslado del incremento de estos últimos hacia el consumidor final. Entonces, creo que estos fueron sobre todas las sorpresas que vimos del lado positivo.

 

Del lado negativo, sí observamos una mayor debilidad a la anticipada en el sector de petroquímicos. Ahí vemos que los retos están aumentando muy particularmente para sus mercados, pero realmente creo que puedo decirte que fueron muy pocas sorpresas del lado menos favorable.

 

Vimos mucho interés relacionado con las expectativas de las empresas para lo que resta del año, pero la mayoría de ellas confirmaron realmente sus guías de crecimiento y eso va muy de la mano con las expectativas de crecimiento que estamos viendo para la economía local, que realmente la resiliencia va a continuar.

 

Y esto es una señal muy positiva, dado que a pesar de que el entorno de tasas intereses que continúen altas todavía, lo que vamos a ver es que la resiliencia local sigue dando sustento, sobre todo a las perspectivas que se mantienen muy favorables para las compañías.

 

[16:18] - Lucero Álvarez

 

Marissa, lo que mencionas es importante resaltarlo en este contexto de ánimo positivo aquí en el país. Las empresas del IPC registran estos buenos resultados a nivel de ventas y flujo operativo. Hay que resaltarlo por esto que mencionas de la precisión del peso frente al dólar, hubo sí una reducción en ganancias en algunas firmas que sobre todo, tienen alta exposición al tipo de cambio.

 

Obviamente, vamos a estar atentos, veremos qué pasa con el peso ante ciertos eventos que ya se acercan, sobre todo en el 2024, y que tendrían implicaciones en su apreciación y por supuesto, en los próximos resultados trimestrales de las empresas.

 

¿Qué se esperaría para el IPC para el cierre de año y para el próximo año, para el 2024? ¿Qué opinas?

 

[17:04] - Marissa Garza

 

Sí, Lucero, claro que sí. Pues justo tras esta temporada de reportes, lo que nosotros vemos es que estamos reiterando nuestro pronóstico para el IPC de cierre de 53 mil puntos. Estamos tomando en consideración no solo la resiliencia en la actividad económica, sí las continuas mejoras en rentabilidad, que ya se están viendo reflejadas claramente en este trimestre y que creemos que en el cuarto trimestre todavía van a ser mejores. Y esto va a seguir apuntalando la generación de flujo de efectivo.

 

Pero sobre todo un dato muy importante es la evaluación que permanece sumamente atractiva. Recordemos que actualmente el IPC está cotizando en múltiplo, pues de 5.2 veces. Representa tan solo un descuento cercano al 15 por ciento respecto del observado a lo largo del último año y entonces nosotros nos sentimos bastante optimistas.

 

Sí creemos que el apetito por activos de riesgo todavía podría estar contenido en lo que resta de este año. Esto, sobre todo ante la preferencia de los clientes por activos de renta fija, dado el contexto de altas tasas de interés. Pero yo creo que nuestra visión para 2024 ya se torna más positiva nuestro pronóstico es de 60 mil 200 puntos.

 

Sobre todo la expectativa de que comiencen a bajar las tasas va a ayudar a que la evaluación se recupere de manera más acelerada. Y esto, sobre todo, aún bajo el contexto de cierta desaceleración económica y retos para el crecimiento, tal como ya lo comentaba Alex.

 

Pero sí, lo que vamos a ver es que la generación de utilidades va a continuar siendo al alza. Esto va a seguir apuntalada cada vez por las actividades e inversiones relacionadas, sobre todo con el nearshoring. Entonces, en el sentido, creemos que puede ser un momento muy interesante con cara a lo que será 2024 y un entorno donde la pregunta es sobre todo de cuándo podrían comenzar o no a bajar el tema las tasas de interés.

 

[18:59] - Lucero Álvarez

 

Y pasando ahora al escenario de Estados Unidos, la Reserva Federal ha dado a entender en las últimas semanas que si es necesario, podría endurecer más su política monetaria. Recordemos, la tasa de referencias se encuentra en torno al 5.4 por ciento. Hablamos del nivel más alto, 22 años.

 

Pensaríamos que para Jerome Powell no es suficiente el nivel de tasa para poder regresar la inflación al objetivo del 2 por ciento. Hace unos días, escuchábamos algunos funcionarios de la Fed que decían que Estados Unidos ha mostrado resistencia ante los efectos de las altas tasas de interés. Hasta el momento, la economía estadounidense no solo ha evitado una recesión, se expandió a una tasa anualizada de 4.9 por ciento en el tercer trimestre, sobre todo por el gasto de los consumidores, que por otro lado, esta demanda podría significar presión al alza sobre los precios. Se está poniendo también atención al mercado laboral.

 

Alex, ¿sigue presente, digamos, este fantasma de recesión en Estados Unidos? ¿Qué papel le estará jugando las acciones de la Fed?

 

[20:02] - Alejandro Padilla

 

Pues yo creo que sí, Lucero, y sobre todo por lo que tú comentabas. El Fed no ha mostrado todavía una señal clara de ya sentirse cómodo ni con el nivel de tasa ni con la dinámica de precios que estamos viendo en Estados Unidos.

 

Yo creo que todavía hay mucha incertidumbre si el Fed va a poder subir una última vez o no la tasa de interés en diciembre, que es la última decisión de política monetaria de este año.

 

Por un lado, creo que los datos económicos han sido bastante buenos, al menos hasta el tercer trimestre. Y repito, ese 4.9 por ciento trimestral anualizado de crecimiento realmente creo que nos muestra una economía todavía muy sólida. Pero ya algunos datos de más alta frecuencia del cuarto trimestre ya han empezado a salir un poco más débiles. También, pues la inflación ya ha comenzado a ceder. Todavía no está en el objetivo del Fed, pero ya ha comenzado a ceder. Entonces, yo creo que hay dudas muy importantes.

 

Algo que mencionaste tú que se vuelve fundamental es justo la estrategia y la percepción que tienen cada uno de los miembros que vota en el Comité de Política Monetaria del Fed.

 

Y bueno, Powell, al menos en los últimos comentarios, no ha quitado el dedo del renglón sobre si van a subir una vez más o no. O sea, prácticamente lo que dijo fue que no se puede descartar y que si es necesario y los datos sugieren que necesitan subir una vez más, lo van a hacer.

 

Entonces, ahorita están muy dependientes de los datos. Prácticamente el forward guidance, o esta guía futura sobre cuáles van a ser las acciones que van a estar tomando el Fed, pues se supeditan a lo que vamos viendo día a día con los datos.

 

Pero en general, yo creo que independientemente de si suban una última vez la tasa de interés o no, lo que es muy probable es que tengan que dejar estos niveles altos por varios meses más y a lo mejor ya viene entrado el verano del 2024, empezar con la reducción de tasas de interés. Y esto claramente también ya empieza a generar ciertas presiones, tanto en las familias como en las empresas o en el mismo gobierno, simplemente por el tema del costo de financiamiento y por el ingreso disponible que tienen los consumidores.

 

Yo creo que es un reto bastante importante, es un reto mayúsculo y por eso es que el fantasma de la recesión no se ha ido del todo. Yo soy de la idea de que Estados Unidos podría evitarlo y más bien estaríamos viendo un aterrizaje, una moderación de la actividad económica, pero va a depender justo de muchos de estos factores y cómo se van desarrollando hacia adelante.

 

Y creo que en gran medida lo que hemos visto también del comportamiento de los mercados financieros, e inclusive de la información corporativa en Estados Unidos, creo que reflejan eso. Un tercer trimestre que económicamente fue muy bueno, pero creo que con retos importantes en la parte de actividad económica en lo que resta del 23, pero especialmente en el 2024.

 

Y creo que en gran medida eso es lo que se ha estado viendo ahorita en la temporada de reportes corporativos, ¿no, Marissa?

 

[23:36] - Marissa Garza

 

Sí, sin duda, Alex. Yo creo que en Estados Unidos la atención estaba inicialmente muy concentrada en si efectivamente este tercer trimestre iba a lograr ser o no el punto de inflexión para el crecimiento en utilidades de las empresas de la S&P.

 

Sí vimos que el crecimiento económico fue muy bueno, pero sin embargo, el consenso de analistas al inicio de la temporada estaba anticipando una caída del 1.1 por ciento en las utilidades de las empresas y veníamos de otros tres trimestres con disminuciones promedio del 4 por ciento. No obstante, ya ahorita estamos prácticamente en la recta final de la temporada. Contamos con poco más del 90 por ciento de las cifras y los resultados han sorprendido favorablemente.

 

El balance en general ha sido positivo y se acumula un alza en las utilidades cercana al 2.7 por ciento, pues claramente mucho mejor que la caída que estábamos esperando al inicio.

 

Si hiciéramos un ejercicio con los resultados de las empresas que ya han reportado y los estimados de las pocas que faltan, incluso esta cifra podría acercarse a lo que sería el 6 por ciento. Y sí es muy importante recalcar, sobre todo, que si excluimos al sector de energía, donde las caídas en utilidades han superado el 30 por ciento por los difíciles comparativos que veníamos del año previo, el avance incluso podría ser superior y acercarse al 10 por ciento.

 

Mientras tanto, lo que sí hemos visto es que la tasa de sorpresas positivas, que es un indicador que nosotros seguimos habitualmente y que nos refleja qué tan arriba de lo esperado han reportado las empresas, ha logrado permanecer por arriba del 80 por ciento, incluso alcanzando el 82 por ciento, cuando el promedio de los últimos cuatro trimestres había sido cercano al 74.

 

Y esto último habla de que las expectativas de los analistas obviamente eran muy cautelosas, sobre todo ante el contexto de tasas de interés elevadas, las presiones en precios que podrían estar continuando dado el alza en el precio del petróleo. Pero creo que sin lugar a dudas, la temporada de reportes ha dado más que hablar del lado positivo que del lado negativo, Alex.

 

[25:51] - Lucero Álvarez

 

En Estados Unidos los valores de empresas como Amazon, Alphabet, Meta, Apple, NVIDIA, Tesla y algunas otras de mega capitalización han representado la mayor parte del crecimiento o incremento del Standard & Poor's 500 en lo que va de este año.

 

Sabemos que si alguna de estas empresas presenta resultados no muy favorables, significa que hay algo que está pasando o que está ocurriendo en el mercado y se tendría el temor de que causara algún efecto dominó. El Standard & Poor 's 500 es justamente uno de los indicadores más importantes en Estados Unidos y el más representativo de la situación real del mercado.

 

Marissa, ¿cuáles son tus expectativas para este índice y, por supuesto, para la Bolsa?

 

[26:40] - Marissa Garza

 

Gracias, Lucero. Pues sí, mucho de lo que estás comentando es de que las famosas, denominadas siete magníficas, pues representan poco más del 25 por ciento de lo que es el indicador del S&P, cerca del 45 por ciento del Nasdaq. Y estas continúan definiendo buena parte de los movimientos.

 

Vimos, si bien resultados que fueron bastante positivos en estos sectores, algunas señales, sobre todo muy particulares para lo que resta del año, fueron cautelosas, advirtiendo de todos los restos que te implica este entorno de esa aceleración económica hacia 2024.

 

Y lo que sí notamos este trimestre es que el mercado tal vez sobrerreaccionó, sobre todo algunas señales negativas, ocasionando dudas sobre qué tan sostenibles o no podían ser los niveles de evaluación actuales. Y parte importante, pues fue predominado justo por los reportes que comentas, tanto de Alphabet, Amazon, Apple, etcétera.

 

Nosotros lo que vemos en particular es que la expectativa de crecimiento en utilidades después de estos reportes del tercer trimestre para todas las empresas del S&P podrían estar cayendo cerca del 3 por ciento. Sin embargo, para 2024 sí se espera una recuperación bastante importante cercana al 11 por ciento. Esto sobre todo por la baja de comparación.

 

Creo que algo muy importante respecto a los niveles es que nuestro pronóstico ya para el cierre de lo que sería este año es de 4 mil 450 puntos para el índice S&P 500. Para el 2024 es de 5 mil puntos. Y sí consideramos que aunque todos los riesgos de desaceleración son latentes, la expectativa de que finalmente pueda iniciar lo que te comentaba, la disminución en tasas el próximo año, aunque sea de manera muy gradual, puede estar apoyando sobre todo la recuperación en evaluaciones.

 

Creo que uno de los riesgos más importantes a considerar sobre los niveles que te acabo de comentar y que seguirá influyendo en el desempeño de las bolsas, es la idea de tasas de equilibrio más altas hacia adelante. Pero en particular, creo que con los resultados que vimos y con las tendencias que estamos viendo de recuperación, sobre todo la generación de utilidades, es que nos sentimos muy cómodos con estos niveles para el S&P 500.

 

[29:03] - Lucero Álvarez

 

Los inversionistas están atentos a lo que pase con la política monetaria. El tiempo en el que las tasas de interés se mantendrán altas mientras se logra regresar la inflación a los objetivos de los bancos centrales, que para esto la inflación va a ser clave. Hay un conflicto en Israel que se escala y se involucran. Poco a poco, otros países podrían ir generando implicaciones económicas, entre muchos otros eventos.

 

Alex, Marissa, ¿qué opinan de factores geopolíticos, económicos, que podrían generar movimientos en el mercado bursátil en México el próximo año?

 

[29:43] - Alejandro Padilla

 

Pues definitivamente los que tú mencionas, Lucero, son los más importantes en la parte geopolítica, pues vamos a seguir en un entorno en donde estas tensiones entre Estados Unidos y China van a determinar mucho de cómo se reacomoda el comercio exterior y cuáles son las estrategias que van tomando los inversionistas.

 

Y ahí es un factor clave para México para realmente aprovechar esta situación del nearshoring. Recordemos que el tema del nearshoring, si bien no es algo nuevo para México, lo hemos experimentado desde hace muchos, muchos años. En esta ocasión, yo creo que está sustentado por un manejo mucho más integral de los riesgos que existen en el mundo, especialmente los riesgos geopolíticos, y eso nos ayuda mucho por la proximidad que tenemos con Estados Unidos, por el nivel de integración comercial y obviamente también por el tratado libre de comercio que actualizamos durante la presidencia de Trump.

 

Yo creo que ese va a ser un factor positivo que seguiremos viendo en muchos de los activos en México y ni se diga en muchas de las emisoras de las empresas que están relacionadas a temas de manufactura, del sector exportador, de infraestructura, de naves industriales, todo lo relacionado con nearshoring.

 

Entonces, ahí es cuando empiezas a ver también un poco ese movimiento de un factor geopolítico global, cómo se va traduciendo a oportunidades en la economía local y también en el mercado local.

 

Va a haber otros factores geopolíticos importantes, hay que ver cómo se desenvuelve el conflicto en Medio Oriente, cómo continúa esta situación entre Rusia y Ucrania. Tenemos muchas elecciones en el mundo que son importantes, entre ellas claramente Estados Unidos, tenemos México.

 

Tenemos también, yo creo, que un año clave en el sentido del efecto rezagado que tiene la política monetaria sobre el acto económico y que ya podría empezar a tener mayor claridad sobre algunas de los países o algunas de las economías. Entonces, claramente va a ser un año complejo en donde va a haber buenas oportunidades, va a haber retos y ahí creo que el valor de la información y sobre todo el análisis que llevamos a cabo aquí en el podcast, puede ser de gran ayuda para todos nuestros escuchas y todos los tomadores de decisiones.

 

Pero no sé si quieras agregar algo más, Marissa.

 

[32:29] - Marissa Garza

 

Sí, claro que sí. Sí, yo creo que algo que vamos a ver muy importante el año que entra va a ser que estos movimientos, que si bien de repente ves mucha volatilidad, muchas dudas al respecto de si hay valor o no en los índices accionarios, las empresas lo están confirmando yo creo que con los resultados.

 

En particular, lo que creemos es que una vez que se den el contexto de definición de aquello que nos preocupa respecto a las tasas, vamos a ver que el apetito por riesgo pueda adelantarse. Incluso los avances en los niveles del índice creo que pueden darse de manera mucho más acelerada.

 

Entonces, creo que una manera muy importante de poder acceder o poder participar en lo que es la composición o en el apetito por riesgo, pues es justo a través de las recomendaciones que hacemos en el área. En particular, nosotros hacemos un estudio de cada emisora.

 

En el caso de las empresas del IPC tenemos nuestras emisoras favoritas que creemos que son aquellas que pueden, pese a todos los retos que permanecen, mantener un dinamismo bastante positivo.

 

Están muy relacionadas todas aquellas con la industria del cemento. Tenemos a Cemex, a GCC, hablando un poco de empresas de consumo, está Arca Continental, FEMSA y también empresas de valor, como es el caso de América Móvil y también el caso de consumo especializado, como es el caso de Liverpool, donde mucho de los que hemos hablado de que toda esta volatilidad ha afectado a las evaluaciones, pues se encuentran en niveles sumamente atractivos.

 

Los fundamentales son muy sólidos y creemos que es la mejor manera de poder participar justo en el mercado accionario.

 

[34:15] - Alejandro Padilla

 

Muy bien, Marisa, qué bueno que nos comentas sobre las evaluaciones de algunas de las empresas. Simplemente para recordarle a nuestros escuchas que esto no implica una recomendación de inversión y que claramente cuando hacemos este tipo de análisis hay un disclaimer que se encuentra en la página de Banorte.com/analisiseconómico.

 

Simplemente son niveles indicativos o simplemente un análisis que hacemos de todo este tipo de activos. Y bueno, pues si les parece bien, Marissa, Lucero, creo que hemos tenido una charla bien interesante sobre el entorno económico, geopolítico, global, muchos factores también asociados a México y cómo esto se ha visto en los reportes corporativos trimestrales y cuál es la expectativa hacia adelante.

 

Pero creo que ya es momento de irnos a la última sección, que es una sección además muy gustada por todos nuestros amigos del norte económico, que es Gurú Económico. Y aquí, pues empecemos con las recomendaciones.

 

A ver, ¿qué traen ustedes en términos de libro y vino? No sé quién quiera comenzar. Marissa.

 

[35:37] - Marissa Garza

 

Claro que sí. La verdad, yo ahorita estoy terminando de leer un libro muy casual que es El pintor de almas de Ildefonso Falcones. Me está gustando mucho, habla mucho de lo que es Barcelona a principios del siglo XX.

 

Pero la verdad es que sí quisiera no dejar pasar la oportunidad, ya que estoy platicando con ustedes. Me regalaron hace un par de años y creo que lo que vale mucho la pena es el de Angela Merkel, La física en el poder. Es un reportaje biográfico escrito por Patricia Salazar Figueroa y Christina Mendoza Wever, que te deja ver y entender a Angela, sobre todo como ser humano en primer plano, y cómo todas estas experiencias, retos y limitaciones que enfrentó a lo largo de su vida, no la detuvieron para llegar a ser una de las líderes contemporáneas más relevantes e importantes.

 

Y creo que vale mucho la pena leerlo, es muy ligero, a mí me gustó mucho. Y además, yo creo que vale la pena que de una vez recomendaremos un vino, a mí me gusta mucho lo que es el vino tinto, me encanta el Izadi Reserva, es un tempranillo español que aunque es algo estructurado, a mí me parece que es delicioso con una buena comida y por supuesto, se disfruta muchísimo más si estás acompañado de la gente que quieres.

 

Entonces, esas serían mis recomendaciones. ¿Ustedes qué opinan?

 

[37:02] - Lucero Álvarez

 

Oye, yo apuntadísimo en lo que nos estás recomendando, porque yo no soy experta en vinos, pero justamente recomiendo los que me van recomendando, los voy probando y si me van gustando, ahí está. Les comparto el tip. Fíjate, empiezo por el vino.

 

Probé el vino tinto Balero, me gustó mucho, también me gusta el vino tinto. Esta marca tiene varias presentaciones. Lo van a identificar muy fácil en las tiendas porque la etiqueta tiene un diseño con muchos colores de un Balero. Es de Baja California, tiene un precio bastante justo y los expertos me comentaban que lo pueden acompañar con carnes rojas o estofados. Esto obviamente para quienes comen carne. Es el vino tinto Balero.

 

Y en cuestión al libro, por el contexto económico y las oportunidades de inversión que está viviendo México, les voy a recomendar un libro que se llama El sueño mexicano. Es interesante porque lo escribió Thomas Michael Hogg. Él es un empresario alemán que vive en México desde hace muchos años y escribe desde su visión como extranjero, escribe más bien una visión como extranjero para México hacia el año 2050.

 

Thomas resalta todas las oportunidades que ve que México brinda a los mismos mexicanos, obviamente, pero que a veces son mayormente vistas o valoradas por muchos extranjeros.

 

Por eso se llama el sueño mexicano. Mientras muchos se enfocan en el llamado y conocido sueño americano, otros consideran a México como un lugar de mucha oportunidad económica. Esa es mi recomendación.

 

[38:41] - Alejandro Padilla

 

Muchísimas gracias. La verdad es que me están poniendo en una situación muy complicada porque sus recomendaciones han sido muy buenas. Pero bueno, vamos a entrarle, ¿por qué no?

 

De libros, a mí me gustaría recomendar dos, que justo lo terminé hace poco y el otro lo estoy leyendo ahorita. Uno es de un profesor de la escuela de Negocios de Harvard que lamentablemente falleció no hace mucho tiempo. El autor es el profesor Clayton Christensen. Y su libro se llama The Innovator's Dilemma o El dilema del innovador. La verdad es que es un profesor que dejó un legado bien importante sobre los planes de negocio de las empresas cómo existe una disrupción en los mercados derivado de la tecnología, derivado de la búsqueda de nuevos mercados, derivado de costos. Y él siempre habla mucho de qué tan ágil y flexible tiene que ser una empresa para poder hacerle frente a todas estas circunstancias que va enfrentando. Él habla mucho de un concepto que se llama el job to be done o el trabajo que se tiene que hacer, y es una manera reflexiva de cómo los empresarios tienen que pensar en los clientes y en cómo ellos tienen que proveer justo las soluciones a las necesidades de los clientes. En general, los libros de Clayton Christensen son muy buenos, pero a mí el de Innovators Dilemma se me hizo realmente muy bueno.

 

Otro libro que justo ahorita estoy por terminar es de Simon Sinek, se llama The Infinite Game o El juego infinito. Es un libro que claramente nos saca del pensamiento ordinario, nos saca fuera de la caja para pensar en términos de la estrategia que debemos de seguir nosotros como empresarios, habla de que generalmente las empresas están acostumbradas a pensar en únicamente ganar, teniendo en cuenta que están jugando un juego finito, pero que en la realidad el juego que están jugando es infinito, en donde los jugadores entran y salen, las reglas del juego van cambiando y hay muchas cosas que se van transformando y que uno también tiene que ir realizando los cambios necesarios para poder hacerle frente.

 

Y de hecho, habla de que más que ganar una empresa, lo que tiene que saber es cómo subsistir, cómo volverse relevante y cómo permanecer y prevalecer a lo largo del tiempo. Es un libro también muy bueno que trae ejemplos muy claros, muy concretos sobre realmente cómo ha habido empresas que han entendido este tema del juego infinito y cómo esas estrategias las han posicionado como líderes en su industria. Repito, Simon Sineck The Infinity Game.

 

Y bueno, pues en la parte de vinos, aquí ya en otros episodios y en otras temporadas ya he hablado de varios de ellos. A mí, por ejemplo, me gustan mucho los de Ribera del Duero. Me gustan mucho también los vinos mexicanos. Pero en esta ocasión quiero recomendar un vino que probé hace poco.

 

Me invitaron al Valle de Guadalupe a esta vinícola Bruma, que de hecho tiene un restaurante muy bueno que también quien vaya al Valle de Guadalupe realmente les recomiendo que asistan a este restaurante. Tienen una oferta gastronómica de altísimo nivel. Y bueno, pues el vino tinto Bruma, por ejemplo, tienen uno que se llama Plan B, tienen otros vinos que realmente la relación precio- calidad se me hizo muy buena y que hacia adelante creo que va a estar muy bien posicionado en el mercado. Y hablando quizás también del valle de Guadalupe, otro vino que me gusta mucho también es el tinto de Mouhorbadan. Es un cabernet franc, también muy bueno. Yo creo que también la relación precio- calidad es bastante adecuada.

 

Y bueno, pues ahora que se acercan ya los festejos de fin de año, creo que con estas recomendaciones, las de Marissa, las de Lucero, las mías, pues creo que se puede armar también una reunión muy interesante, ¿no creen?

 

[43:34] - Lucero Álvarez

 

Oye, tenemos que planear un viaje justamente al valle de Guadalupe. Porque si te fijas, Alex, la mayoría de los vinos que nos han recomendado en este espacio vienen de ahí. Tenemos que ir.

 

[43:45] - Alejandro Padilla

 

Definitivamente. Y robarle la idea a Domingo, el presidente del IMEF, del Club del Vino. El Club Del Vino.

 

[43:54] - Alejandro Padilla

 

Claro. Creo que deberíamos de también pensarlo para Norte Económico. Pero bueno, creo que fueron recomendaciones que nuestros escuchas probablemente van a agradecer bastante. Y con ello, pues como siempre, agradecerte, Lucero, en la conducción de este espacio cada semana. Le das una frescura, una arista muy interesante y muy buena a este podcast.

 

Muchas gracias, Marissa, por acompañarnos en la mesa de análisis en esta ocasión. Pero sobre todo, pues agradecerles a todos nuestros escuchas por su preferencia.

 

Gracias a sus comentarios, a sus sugerencias, pero sobre todo a que nos acompañan semana con semana, pues Norte Económico se sigue posicionando dentro de los primeros lugares en podcasts de inversión y de negocios.

 

Y bueno, seguimos trabajando arduamente para ofrecerles un valor diferenciado en términos del contenido del podcast. Y bueno, cuídense mucho. Gracias nuevamente, Marissa, Lucero.

 

[45:07] - Lucero Álvarez

 

Gracias. Un abrazo a todos.

Noticias Banorte