¿En qué te podemos ayudar?

Correo electrónico

Es necesario elegir un tema para el correo electrónico.
Es necesario elegir un producto.
Este campo es necesario.
Este campo es necesario.
0/600 Caracteres
Este campo es necesario.

¿Cómo desea que lo contactemos?

Este campo es necesario.
Se requiere teléfono a 10 dígitos.

Escriba el código


  

Ingrese el campo correctamente.
¡Gracias! El mensaje ha sido enviado. El mensaje no pudo enviarse.

Llámanos

Deseamos escucharte, estamos a tus órdenes.

Servirte es nuestra prioridad. Estamos a tu disposición en Línea Preferente, el centro de contacto especialmente diseñado para atender todas tus necesidades financieras.

  • Ciudad de México: (55) 5140-5600
  • Monterrey: (81) 8156-9600
  • Guadalajara: (33) 3669-9000
  • Resto del País: 01-800-BANORTE (226-6783)

Banco en Línea

Recibe asesoría de uno de nuestros consultores acerca de la operación, consulta y manejo de Banco en Línea.

BanorteLoginPortlet-Banorte

Actions
Loading...

Z7_G218H3C0K8IV00QR38DOJM3OG4

Actions
Loading...
 
Por el momento la búsqueda por mapa no está disponible.
Cerrar mensaje

1. ¿Qué deseas buscar?

Tipo de oficina:
Lista de Resultados
Horario
No hay resultados para los criterios de búsqueda que seleccionaste, por favor inténtelo de nuevo seleccionando diferentes criterios.
Tienes que escribir una ubicación antes
 

DESARROLLO, SALUD Y PROTECCIÓN SOCIAL, PRIORIDADES DEL PAQUETE ECONÓMICO 2022: GABRIEL YORIO

EPISODIO 4 - PODCAST NORTE ECONÓMICO

  • Gabriel Yorio, Subsecretario de Hacienda y Crédito Público, comentó que en el Paquete Económico 2022 se tienen objetivos para atender los problemas específicos de la población del país.
  • En el Paquete Económico se estima que el crecimiento de la economía en México para el 2022 será de 4.1%.
  • La SHCP actualizó la estimación de crecimiento para el 2021; rondará alrededor del 6.3 o 6.4%.
  • De acuerdo con el funcionario, la recuperación económica de este año ha sido más rápida que en las crisis y recesiones pasadas.

Ciudad de México, 15 de septiembre de 2021. — Durante el cuarto episodio de Norte Económico, Gabriel Casillas y Alejandro Padilla, líderes del área de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte, entrevistaron a Gabriel Yorio González, Subsecretario de Hacienda y Crédito Público de México, quien platicó sobre el Paquete Económico 2022 que se entregó el pasado 8 de septiembre ante el Congreso de la Unión.

El Subsecretario mencionó que dentro de las estimaciones del Paquete Económico 2022 se pronostica un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 4.1%. Esto se debe a que “la economía se recupera de mejor manera que hace dos meses”, dijo Gabriel Yorio.

Para lo que resta del 2021, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) actualizó la estimación de crecimiento con una expectativa que ronda entre 6.3 y 6.4%. “Lo que sucede en el sector externo es un motor fuerte que está impulsando a la economía mexicana. Además, el consumo interno tiene una buena mejoría, a excepción de los sectores turístico y textil quienes son los más afectados para recuperar sus niveles prepandemia” señaló el Subsecretario.

Dentro del presupuesto se tiene una estimación del precio del petróleo para el 2022 de 55.1 dólares por barril, esto es menor a las estimaciones de las casas especializadas que colocan al crudo mexicano en 60 dólares por barril, creando una posible diferencia a favor de los ingresos de Pemex. Respecto al tipo de cambio para el 2022, en el Paquete Económico se establece una variable de los $20.3 pesos por dólar.

En relación con los ingresos tributarios, Gabriel Yorio señaló que estos representan 14.2% del PIB durante el 2021, una mejora si se compara con el 13% que se recaudó en 2019.

Y finalmente, el Subsecretario de Hacienda mencionó que las prioridades para el ‘Presupuesto de Egresos’ entregado al Congreso para el próximo año son:

  • Los objetivos para atender los problemas específicos de la población.
  • El Plan Nacional de Desarrollo.
  • Incrementar los recursos de Salud para invertir en mejores equipos y capital humano. Será un incremento del 15% en términos reales el gasto de salud del próximo año a comparación con 2021, porque entre otras cosas se está contratando a todos los médicos que trabajaron durante la pandemia.
  • El incremento al gasto de protección social.
  • El gasto federalizado que aumenta el 4.7% real del dinero que reciben los estados, del cual se utiliza entre el 50 y 60% en infraestructura y beneficia el impacto económico para el 2022.

La entrevista completa está disponible desde este miércoles en Spotify,  Apple Podcast y en el sitio GFNorte.

Para más información a medios de comunicación:
Francisco Rodríguez Daniel
Director Ejecutivo de Comunicación Corporativa
Cel.: (55) 4522-6753 / francisco.rodriguez.daniel@banorte.com

Alfonso Cadena
Gerente de Relación con Medios
luis.cadena.velasco@banorte.com
 
Consulta un nuevo episodio cada miércoles en:

Transcripción

Gabriel Casillas: Hola, amigos de Norte Económico, soy Gabriel Casillas y junto con Alejandro Padilla conducimos este podcast y estamos muy entusiasmados con el episodio que hemos preparado especialmente para ustedes en esta ocasión.

Alex, qué gusto saludarte.

Alejandro Padilla: Estimado Gabriel, me da un enorme gusto saludarte a ti y a todos nuestros amigos de Norte Económico, estoy seguro que todos disfrutaremos de esta edición tan importante después de que se ha dado a conocer el Paquete Económico 2022 que el Poder Ejecutivo entregó al Congreso la semana pasada, que incluye los criterios generales de política económica, la iniciativa de Ley de Ingresos y el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación. Esto lo analizaremos con un invitado de primer nivel que ya nos ha acompañado en temporadas previas.

GC: Exactamente, estimado Alex. Pues la verdad qué honor poder contar con la participación de Gabriel Yorio, Subsecretario de Hacienda y Crédito Público.

Gabriel Yorio: No, al contrario, muchas gracias por invitarme, muchas gracias por la oportunidad de una vez más de estar en su espacio y de compartir y de intercambiar ideas, muchísimas gracias.

Hoy contaremos con la participación del Subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Gabriel Yorio González. Anteriormente, se desempeñó como titular de la Unidad de Crédito Público y encargado de la Unidad de Asuntos Internacionales de Hacienda. En su carrera profesional ha ocupado posiciones en el Banco Mundial, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos y la Secretaría de Finanzas del Gobierno de la Ciudad de México.

GC: Estimado tocayo, es un honor para nosotros tenerte nuevamente en el podcast Norte Económico. Y bueno la recuperación, como tú bien lo has comentado ha sido mucho más rápido de lo que se podía anticipar a finales del año pasado, incluso a inicios de este. La vacunación ha avanzado significativamente del 24 de diciembre que empezamos a la fecha, pues ya tenemos un promedio de casi 420 mil dosis administradas diarias; sin embargo, pues todavía la pandemia todavía no termina y hay algunos vientos en contra como la escasez de semiconductores de la industria automotriz, la inflación a nivel global, así como la posibilidad de que, con esto, pues en economías avanzadas retiren el estímulo monetario antes de tiempo.

Con esto, y el pronóstico de PIB de 4.1 por ciento para el año que entra, ¿cómo estás viendo la economía hoy por hoy, mi estimado y cuál es tu perspectiva hacia adelante, 2022-2023?

GY: No, por supuesto, Gabriel, gracias por la pregunta, y como bien mencionas, la recuperación ha venido, bueno, sucediendo de manera, de mejor manera de lo que habíamos esperado hace un par de meses, de hecho, en la última vez que estuvimos conversando en el podcast, ¿no? Yo creo que es algo natural de cuando se sufre una crisis o un impacto como el que sufrimos en el 2020 y si recordamos las crisis anteriores, la información económica se desarrolla de manera muy rápida y tenemos que estar viendo cómo podemos analizar esta información.

Y esta recuperación que estamos viendo, es una recuperación más rápida que la que hemos visto en otras crisis por las características específicas de esta crisis, yo lo he dicho en algunos espacios, en esta crisis, digamos, no hubo burbujas, no hubo desequilibrios, tampoco hubo la pérdida de factores o hubo pérdida parcial de alguno de estos factores, lo cual facilita un poco esta recuperación, y yo creo que es algo normal, se está viendo una recuperación mejor de lo que los mercados han venido esperando y de tal manera que lo que hemos estimado es, y lo establecimos en el paquete, un crecimiento del 2021 de 6.3 con la información que nosotros recibido en los últimos días, todavía nuestros modelos nos dan 6.4 y esto, digamos, nos da un poquito, nos da, un mejor desempeño que el que esperábamos, ¿no?, y hacia adelante estamos observando una recuperación que se va a seguir materializando.

Al inicio teníamos jalones, digamos los motores de crecimiento que habíamos observado era el crecimiento que venía por la demanda del sector externo, ¿no? El sector externo fue el primero que empezó a reactivarse, esto obviamente tiene que ver por la reacción que tuvieron hacia la pandemia las economías avanzadas, pero también el consumo interno se ha empezado a consolidar y es otro de los motores que está ya jalando la economía mexicana y que además es importante en cuanto a su participación en el PIB cerca del 80 por ciento.

Entonces tamos viendo ya los dos motores de la economía andando, al inicio veíamos también una recuperación asimétrica, algunas regiones todavía seguían enfrentando rezagos, las turísticas sobre todo, y también algunos sectores como textiles, que están relacionados con el consumo de productos escolares, también los uniformes, los zapatos y los servicios.

Yo creo que hacia adelante lo que vamos a ver ya es un poco una recuperación que tal vez va a bajar en los números como lo hemos estado observando, pero que se va a continuar materializando y va a ser más estándar y va a ser más homogeneizada en los sectores y en las regiones, si es que las variantes de la pandemia no generan un confinamiento como lo vimos en 2020, no ha pasado, los confinamientos han sido parciales, han sido más selectivos. Yo creo que hay una curva de aprendizaje de cómo lidiar con la pandemia, no nada más en México, sino en el mundo. Y hacia adelante lo que creo que vamos a ver es una recuperación más estable, más homogeneizada, menos asimétrica y más basada ya en los fundamentales económicos.

Hacia 2022, yo creo que un rol fundamental va a ser también la inversión, estamos incrementando la inversión pública y también ya estamos entrando a una nueva etapa del Tratado de Libre Comercio que tiene que ver más con la relocalización de cadenas de valor, fortalecer el bloque, y crear valor al  bloque y que genera resiliencia. Creo que hay motores que se van a ir sumando y que la economía mexicana va a tener, que nos va a llevar a tener un crecimiento de 4.1 por ciento en el 2022.

GC: Muchísimas gracias, estimado Subsecretario, tocayo.

AP: Muchas gracias, estimado Subsecretario. Es muy interesante empezar con estos comentarios sobre tu perspectiva de la economía y sobre todo lo que viene hacia adelante en el 2022, ya que tiene un impacto importante sobre la parte de los ingresos. Si me permites, me gustaría que empezáramos a platicar de la parte de justo de los ingresos que acaban de presentar.

¿Cómo ves el panorama de recaudación de ingresos en general para 2022? Hemos visto que el precio del petróleo, así como el tipo de cambio dentro de sus proyecciones están conservadoras; sin embargo, pues también hay un incremento muy importante en la producción de petróleo, inclusive en los ingresos de IEPS de gasolinas, entonces creo que sería muy valioso si nos puedes decir al respecto, mi estimado. Y bueno, en particular también, consideramos que va a ser muy importante, y nuestra audiencia está muy interesada en que nos pudieras comentar sobre la sensibilidad neta del tipo de cambio en el presupuesto, así como algunos de los cambios legales que se están haciendo para mejorar la eficiencia recaudatoria. Muchas gracias, estimado Gabriel.

GY: No, por supuesto, y este es uno de los grandes temas a la hora de ir formulando el Paquete Económico, es formular el marco macro, y de hecho, digamos, siempre tratamos de establecer las variables económicas más realistas posibles con la información económica que tenemos al día de hoy y con las mejores estimaciones que podemos echar hacia delante, qué tan puntales podemos ser. Pero también hay algunas reglas que están dentro de la regla fiscal, algunas reglas que también nos marca un poco el ritmo, o mejor dicho, nos marcan la metodología con las que a veces tenemos que estimar algunas de estas variables.

Entonces, digamos los ingresos, y si quieren me voy un poquito un paso antes. México obviamente va formulando su presupuesto con una metodología muy específica que no todos los países tienen, primero se establece cuál es el nivel de deuda sostenible, es decir, cuál puede ser el déficit que está dentro de una sustentabilidad fiscal y luego establecemos o calculamos los ingresos de las más realistas posibles, esto nos va a dar el techo de gasto que es lo que se va discutiendo, primero se discuten los egresos y luego los gastos para no estar discutiendo las cosas en paquete y moverlas al mismo tiempo, que puede generar desequilibrio.

Entonces los ingresos son importantes en el sentido de que tienen que ser realistas, se tiene que materializar, sobre todo tiene que caer los pesos en la caja, en la TESOFE. Y de tal manera que las variables que hemos venido utilizando son las, las han catalogado algunas de conservadoras, nosotros poco utilizamos herramientas estadísticas para hacer estas estimaciones, pero en el caso del precio del petróleo hay una fórmula especificada en la ley. Esta fórmula tiene, a grandes rasgos, dos componentes que toman hacia atrás un poco el comportamiento del precio del petróleo y otro componente que toma hacia adelante los futuros o la expectativa de los precios del petróleo, y la idea de esta fórmula es un poco suavizar las variaciones de un precio tan volátil como es el precio del petróleo.

Estamos viendo, actualmente, nosotros incluimos un precio del petróleo de 55.1 en el presupuesto, que es tamos viendo precios mayores, cerca de 64, 65, para la mezcla mexicana, y de hecho un poco los futuros o los precios que estamos viendo de casas especializadas van a andar arriba de alrededor de 60; sin embargo, tenemos una ley que nos establece que tenemos que usar esta fórmula y esa fórmula nos da el 55, entonces digamos esto lo podemos considerar un buffer dentro de las finanzas, digamos el presupuesto está balanceado con un precio de 55 y si se materializa un precio mayor, obviamente vamos a tener un buffer mayor de ingresos importante no solo para el Gobierno Federal, sino también obviamente para Pemex, que es una de sus principales variables. Y ese es un poco para poder beneficiarnos de un movimiento hacia arriba del precio, movimientos hacia abajo del precio obviamente están blindados por el programa de coberturas petroleras.

Y con respecto a los ingresos tributarios, estos son los ingresos que más están ligados al comportamiento de la economía mexicana: el IVA, el ISR; la pauta la va marcando el comportamiento y desempeño de la economía. Y por eso es importante también que la estimación de crecimiento, que algunos han catalogado[...] me da mucha risa, porque a veces catalogan de optimista en cierto punto y luego, seis meses después, yo soy el más pesimista y me tengo que actualizar. Pero, en este momento, pensamos que es la estimación más puntual, es realista; y eso nos da también un techo de ingresos realista, que se va a materializar en la caja.

Algo que me gustaría resaltar es la recaudación tributaria como porcentaje del PIB, como porcentaje del tamaño de la economía se ha venido incrementando en los últimos tres años, sin necesidad de subir los impuestos, pasó de 13 porciento en el 2019, actualmente está cerca de 14.2 por ciento-14.3 por ciento. Inclusive en la recesión, mejor dicho, en la crisis del 2020, la crisis del COVID, la elasticidad prácticamente fue cero; es decir, se cayó la actividad económica, pero no se cayeron los ingresos. Entonces, los cambios que se introdujeron en la normatividad son cambios estructurales, que parece que han blindado la recaudación y que han permitido que el gobierno inclusive incremente la recaudación como porcentaje del PIB, sin necesariamente incrementar los impuestos.

Ahora bien, otra variable muy importante es el tipo de cambio; el tipo de cambio actualmente lo pusimos en la variable que introdujimos en el Paquete 20.3; algunas casas especialistas están teniendo una estimación un poco más arriba. El tipo de cambio juega en el presupuesto de varias formas. Una es el impacto más inmediato, y ustedes probablemente lo siguieron de manera muy cercana, es en la valuación de la deuda. La deuda de hecho se incrementó, no porque emitimos más deuda, sino por un efecto de valuación: el tipo de cambio es mayor y, al pasarlo a pesos, el monto de deuda está valuado en moneda extranjera. También el costo financiero que está relacionado con la deuda extranjera: con los pesos compramos dólares y ahora vamos a tener que usar más pesos.

Pero también impactan los ingresos petroleros; el petróleo se vende en dólares, y el tipo de cambio puede impactar también en mayores ingresos. El tipo de cambio es importante; también es importante que estos movimientos que se generan a lo largo de los agregados fiscales los podamos gestionar desde el punto de vista del manejo fiscal y tratar de minimizar esos impactos. Por eso también se toman en cuenta estas variables en la cobertura petrolera y en otro tipo de coberturas que vamos estableciendo para que los impactos del tipo de cambio sean menores en el presupuesto.
 
Este es un tema bastante extenso, espero haber atendido la pregunta, Alejandro.

AP: Sí, muchísimas gracias, estimado Gabriel; yo creo que la atendiste de forma muy puntual. Muchas gracias.

GC: Sí; y yo creo que es muy importante, como bien decía Alex, explicar esa parte del tipo de cambio. Porque normalmente en México muchas empresas están como cortas-dólares. Entonces, cuando tú pones un tipo de cambio por abajo de las expectativas de mercado, la gente piensa que no estás siendo conservador; pero si está jugando al revés, en donde, si bien sí sube la deuda y el servicio de la deuda externa, pero suben más los ingresos que puedan venir del petróleo; pues entonces, al contrario, es conservador ponerlo abajo. Es como que esa parte, que está muy clara en la sensibilidad que publican en el documento, como que no necesariamente a todo el mundo le queda muy clara. Entonces, agradecemos muchísimo la explicación, estimado Gabriel.

Oye, y ya que tocaste con bastante claridad y profundidad la parte de los ingresos, pues justamente en esa misma línea, que tú decías cómo se discute el presupuesto, pues pasar ahora a la parte de gasto público, ¿no?

Lo que observamos en la propuesta que entregaron es que está muy en línea con los objetivos del Presidente: con los programas sociales, con los proyectos de infraestructura, etcétera; pero con algunos cambios: como una asignación mayor a salud, a infraestructura, lo que sin duda es bienvenido. Y aquí no sé qué nos pudieras platicar al respecto sobre el presupuesto de egresos que quisieras destacar, mi estimado.

GY: No, por supuesto. Creo que voy a aprovechar; creo que me faltó un poco. La última parte de la pregunta de Alejandro era “qué se está incluyendo nuevo en el presupuesto, mejor dicho, en la parte ingresos”. Y bien, se ha propuesto un nuevo régimen basado en confianza, es un régimen que va a tratar de reducir los costos de cumplir con las obligaciones y va muy enfocado a reducir estos costos, reducir esta carga, facilitar el pago de las obligaciones a las personas o empresas de menores ingresos; inclusive va a, creemos, facilitar la incorporación del sector informal.

Este régimen se discutió bastante con los gremios del sector privado y pensamos que tiene valor; es una estrategia que no incrementa impuestos, pero está tratando de incrementar la base de contribuyentes y de facilitarlo, de reducir los costos del cumplimiento.

Si quieren después, probablemente en otros espacios, podamos discutir más. Y además es una reforma operativa, no es una reforma de ley. Bueno, es una reforma de ley porque establece un nuevo régimen.

Déjenme entrar muy rápidamente al tema de gasto público. Yo lo que diría es que el gasto público prácticamente ha estado regido por los objetivos de desarrollo que se establecieron al inicio de la administración; son objetivos que están tratando de atender problemas muy específicos que obviamente, no solamente el Presidente, que yo creo que es el mexicano que más ha visitado cada uno de los municipios de país, tiene mucha claridad sobre los rezagos y las brechas sociales que se viven en cada parte del país.

Esta información ha sido estudiada y complementada; y los objetivos se plantearon en el Plan Nacional de Desarrollo. Y de manera muy simple, y tal vez voy a exagerar en la forma simplista en la que lo voy a decir, es tratar de atender las desigualdades entre personas; digamos, tratar de atender las desigualdades entre regiones. Es muy claro que tenemos un Sureste mexicano que está divergiendo en crecimiento con respecto a las otras entidades de la República, y también desigualdades que estamos viendo también dentro de las empresas, por ejemplo: muchas brechas salariales, brechas de género, etcétera. Es a lo que llamamos usualmente las brechas sociales. De tal manera que el gasto está alineado con un modelo que busca crecimiento económico, pero busca crecimiento económico con cero brechas sociales. Las brechas sociales no las vamos a cerrar en dos, o tres, o seis años, pero sí es importante estar alineados con esos objetivos; y esos son los objetivos que se plantean en el gasto público.

Ahora bien, un poco de manera muy simplista igual: el gasto público se discute de manera, llamémosle inercial. ¿Por qué? Porque se establecen programas, se establecen las cantidades que se van a gastar en proyectos específicos o con objetivos específicos. Y luego, cada año el presupuesto o gasto a incrementar es cuando  también se va discutiendo y es el margen de maniobra, lo que a veces se llama también un espacio fiscal; bueno, es parte del espacio fiscal que nos va a permitir identificar qué otras prioridades se pueden incluir en el presupuesto. Y obviamente hay que partir de la premisa que el presupuesto nunca alcanza, no es suficiente para atender todos los problemas.

Entonces, ¿qué estamos viendo de nuevo en el presupuesto, en el gasto público sobre todo, para el 2022? En primera no hemos acabado de lidiar con la pandemia, ni México ni el mundo, y por lo tanto necesitamos seguir manteniendo e incrementar recursos de salud para poder continuar con la atención de la pandemia; y eso va a implicar seguir invirtiendo, no solamente en equipos o en infraestructura, sino también invertir en el capital humano. ¿Y qué quiero decir con esto? Estamos contratando a todos los doctores que ayudaron en el 2020 y 2021 a atender la pandemia. Si recuerdan, hubo mucho debate de que algunos de ellos tenían contratos eventuales. Hay un tema de compras y de formalización de contratos, pero todos estos médicos, doctoras, doctores, enfermeros y enfermeras están siendo incorporados a la plantilla del sector salud y esto genera un incremento, pero además genera un incremento rígido que va a fortalecer el sector salud.

Estamos incrementando prácticamente en 15 por ciento real el gasto de salud, específicamente para la Secretaría de Salud se incrementa en 27 por ciento real. Son incrementos muy importantes porque son también áreas de ejecución de gasto muy importantes en cuanto a monto.

También, ¿qué estamos viendo? Estamos blindando, —ya sé, esta discusión la tuvimos también hace un par de meses en el podcast— México en la última década había venido reduciendo su gasto de inversión y hemos tratado de revertir esta tendencia, tratando de blindar o de generar un soporte, un piso al gasto de inversión público. El año pasado, prácticamente este año vamos a cerrar cerca de 2.9-3 por ciento del PIB en inversión; y para el siguiente año lo que ya formulamos de entrada es 3.1 por ciento. ¿Y por qué es importante? Porque genera empleos directos e indirectos; y la inversión pública es una actividad ancla de la inversión privada. Y en ese sentido también es importante que este presupuesto reflejara un incremento más importante en la inversión pública, y la estamos incrementando, la estamos dejando en 3.1 por ciento. Sí, muchos de estos proyectos están enfocados o continúan en la consolidación de proyectos en el Sureste asiático… En el Sureste de Asia, en el Sureste mexicano [perdón, me traicionó un poco mi pasado ahí de Banco Mundial], en el Sureste mexicano, pero sin embargo se va a complementar con un paquete de infraestructura que está distribuido a lo largo de la República y que se ha venido acordando con el sector, con el sector privado. Pero es importante entonces blindar la inversión, la inversión pública.

También se está incrementando el gasto a inversión social. ¿Por qué?, porque tenemos brechas que hay que ir cerrando y también esto va a blindar el gasto y el consumo de las familias con menos ingresos o en los menores deciles. Entonces, estos son como los tres grandes pilares que se están reflejando en el gasto público, eh también de manera, también un poco, se está incrementando el gasto federalizado que no es más que nada que las trasferencias federales que van a los estados, los estados están enfrentando también retos muy importantes. Lo importante es que estamos subiendo ese gasto en 4.7 por ciento real, pero  lo más importante es que el 40- 50 por ciento, no mejor perdón, entre 40 y 60 por ciento dependiendo del estado, de este gasto, de estas transferencias son para infraestructura, entonces complementan la estrategia de infraestructura del sector[…] del Gobierno Federal y estos son también un poco uno de los objetivos que se está buscando cuando se piensa en impactar el crecimiento económico para el siguiente año.

GC: Muchísimas gracias, creo que quedó bastante claro lo highlights que destacas, Gabriel.

AP: Mi estimado Gabriel, un punto que también se vuelve fundamental para analizar que tiene que ver con el nivel de deuda y es algo que los inversionistas siempre están analizando de forma muy puntual en este ámbito de finanzas públicas y que, además, también creo que vale la pena aprovechar tu expertise, siendo también titular de crédito, y que también te encargaste de una emisión muy exitosa de un bono verde, que por cierto aprovecho a felicitarte por esa emisión.

Pero bueno, la verdad es que cuando uno analiza el nivel de endeudamiento de México sobre todo durante estos momentos de pandemia y lo compara con otros países con calificación crediticia similar pues hemos visto que el manejo de deuda ha sido exitoso ¿no? Y la verdad es que México se ve muy distinto a lo que por ejemplo hemos observado con otros países como Colombia dónde se ha perdido el grado de inversión, nosotros hemos sido muy enfáticos, y aquí Gabriel no me dejará mentir, de que vemos que México va a seguir un grado de inversión, pero también creo que nos gustaría que nos platicaras con más detalle, que nos pudieras dar tus comentarios sobre tus perspectivas del manejo de la deuda para 2022 y hacia delante. ¿Y por qué estabilizar a este cociente de deuda sobre PIB en 51 por ciento durante los próximos años? Por favor.

GY: Muchas gracias, Alejandro. De hecho, empezaría un poco haciendo una reflexión cuando empezamos en los dos agregados fiscales que es ingreso y gasto la diferencia prácticamente esa es la deuda no, lo que no se logró generar en ingresos es lo que tienes que utilizar como endeudamiento o como déficit, y el déficit lo puedes diferenciar de diferentes formas. Una de ellas es obviamente la visión de deuda, de tal manera que la deuda en realidad es un residual de la, del comportamiento en el tiempo de estos do​​s agregados, de estos dos agregados fiscales.

Yo lo que diría en este sentido, y de hecho es esta la idea de la sostenibilidad de la deuda no es por esto es mi derecho como porcentaje de los ingresos que se puede generar suficientes para pagar el stock o el saldo de deuda que tenga un país o un so​​berano como se conoce en argot de los gestores de deuda. Actualmente, la deuda digamos para este año habíamos estado, para el 2022 habíamos, mejor dicho, cerró en 52.4 como porcentaje del PIB, pero hay que recordar que al cierre del 2018 y 2019 la deuda la teníamos al rededor del 44.5-44.7 por ciento del PIB, es decir, estaban en un nivel más bajo de lo que le tenemos hoy, como porcentaje del PIB.

¿Qué ha pasado o qué pasó en 2020? El tipo de cambio impactó el saldo de la deuda y también la base en el que lo dividimos que es el PIB, el PIB dominal, bueno el PIB, el valor del PIB de la economía también se contrajo en la caída del menos el 8.3 que tuvimos en el 2020 y eso nos situó a la que deuda se situara en el 2020 en 52.4 por puro efecto de evaluación no porque emitimos más deuda ni tuvimos más déficit en sentido financiero. Y por eso es importante cualquier variación en el tipo de cambio cualquier tipo de desviación inmediatamente genera movimientos abruptos en el ratio de deuda PIB. Entonces lo pusiste muy bien, esta tasa de deuda PIB es en la que se fijan las calificadoras, es en la que se fijan los inversionistas, es en la que se fija el Fondo Monetario Internacional, tiene sus pros y contras, en cuanto a metodologías, pero es la forma más estándar en la que se mide la sostenibilidad de la duda. De tal manera que es muy importante mandar una señal de que esa deuda no va a diverger [sic] en el tiempo o va a tener una, una senda explosiva de divergencia hacia arriba como unas economías lo han enfrentado. Y ese es un poco creo el objetivo final de un manejo de deuda que nos permita mantener los saldos estabilizados, pero también recomponer el portafolio de manera, de manera más eficiente sin impactar el stock o el ratio.

Entonces es muy importante en este sentido, es la medición más estándar, y además es la forma en la que se manda señales correctas de prudencia fiscal a los mercados. Ahora bien, ¿qué hemos venido haciendo con la deuda? Primero tratar de aprovechar, hay que recordar que venimos en un ciclo de relajación de la política monetaria y eso iba a implicar menores tasas de interés, lo cual nos abría la posibilidad de realizar manejos de pasivos de manera más activa en los mercados internacionales, y eso es lo que empezamos a hacer desde el 2000, prácticamente a inicios del 2019, inclusive lo hicimos a inicios de 2020. Luego viene el COVID, impacta en los mercados financieros, las economías avanzadas reaccionan con las políticas monetarias muy agresivas, la relajación llevando a las tasas prácticamente a cero.

Esto abre una oportunidad para, precisamente, hacer rebalanceos del portafolio y es lo que empezamos un poco a hacer. ¿Qué fue? Cambiar deuda a corto plazo que estaba a tasas más altas por deuda casi a misma tasa, pero a treinta años a veinte años, a diez años, el resto de las economías latinoamericanas también siguieron estas estrategias. Y, es un poco la estrategia que hemos venido siguiendo, ahora, esto es suficiente nosotros pensamos que es una pieza clave, pero no es suficiente, también lo que hemos venido estudiando son estrategia de mitigación de riesgo para mitigar precisamente el riesgo de disposición al tipo de cambio. Es muy probable que la oficina de deuda va a venir consolidando una estrategia de manejo de deuda más sofisticado que nos va a permitir blindar estos movimientos abruptos del saldo de la duda.

Para finalizar esta parte, creo que es muy importante en términos de señal de prudencia fiscal, de mantener los balances o los agregados fiscales en una senda sustentable, que se muevan casi al mismo nivel y que no haya divergencias en la deuda, y tratar también desde el punto de vista un poco teórico, la deuda no es más que impuestos que se cobran en el futuro, de tal manera que si la deuda sube de manera acelerada, la vamos a tener que pagar y para pagarla hay que recaudar más y en algunos países eso se ve reflejado en incrementos de los impuestos, porque se tiene que recaudar más para poder pagarlo en el futuro. Entonces, una forma de no trasladar esta carga hacia generaciones futuras, hacia nuevas administraciones o hacia la ciudadanía mexicana es precisamente tratar de mantenerla anclada en lo más baja posible. Por eso es que, la queremos estabilizar y mantener en 50.01, ¿por qué? Porque tuvimos un salto de 44 a 50 por efectos de evaluación, pero lo importante es que observamos, observemos una tendencia de decreciente en la ratio de la deuda hacia delante y esa va a hacer la estrategia en los siguientes tres años que tienen de administración que tiene la presente administración.

Muy rápidamente, ya hicimos dos bonos sustentables, el primero fue a siete años en el 2020, en el mercado europeo, y en el segundo fue el año pasado en el mercado europeo una vez más, pero a quince años y un poco con eso lo que estamos a punto de generar son dos puntos de referencia en lo que nosotros queremos llamar una curva sustentable; que ya va a permitir también a las empresas que quieran financiar sus programas sustentables en euros, utilizarla para, para referencia. La buena noticia es que estas referencias sustentables han estado por debajo de la curva tradicional de las emisiones soberanas mexicanas y esto va a implicar que los programas de financiamiento de corporativos privados van a probablemente, a poder negociar una tasa más barata con estas referencias.

Entonces, nos estamos moviendo. Nos estamos moviendo a construir esta curva, les adelanto, queremos construirla también en pesos. Entonces, probablemente nos van a ver más activos en los siguientes meses con noticias relacionadas en la creación de un mercado local en pesos de instrumentos soberanos o instrumentos de gobierno, pero sustentables.

GC: ¡Esa es muy buena noticia, estimado Gabriel! La verdad es que ¡qué maravilla!

Como tú sabes, hermano, ahorita estamos muy comprometidos con esta parte de sustentabilidad, ¿no? Y este hemos estado adoptando nuevos marcos, promoviendo nuevos marcos internacionales para mejorar la transparencia en la información, y en las acciones que realmente se llevan a cabo, para mejorar, ¿no? Los tres grandes ángulos, ¿no?

La parte ambiental, la parte de gobernanza y la parte social. Entonces, la verdad es que esos son música para nuestros oídos, ¿no? Y qué padre, que además vayan a hacer en la parte de pesos, no nada más en la parte, digamos, de deuda externa.

La verdad es que hemos disfrutado muchísimo esta, esta, conversación que hemos tenido, ¿no, tocayo? Pero como bien sabes, todavía hay una última sección donde nos gustaría hacerte un par de preguntas de carácter personal. Entonces, a mí me gustaría hacerte una pregunta con respecto a  algunos cambios que había en la secretaría. Y luego, Alex te va a hacer preguntas sobre la tradicional pregunta que te hemos hecho anteriormente y que le hacemos a nuestros invitados ¿no? Entonces, permíteme empezar con esta pregunta: Te ha tocado trabajar ya con dos Secretarios de Hacienda, ¿no? Y ahora, acaba de llegar el Doctor Rogelio Ramírez de la O, ¿cómo has sentido su llegada? ¿Cómo ves que puedan llevar juntos la política económica de nuestro país, estimado tocayo?

GY: De hecho, he trabajado con tres Secretarios de Hacienda. Aunque dos han sido mis superiores inmediatos. Yo comencé a trabajar con el Doctor Carlos Urzúa y obviamente, después con el Maestro Arturo Herrera. Para los cuales tengo solamente palabras, tanto de agradecimiento y aprecio.

Y obviamente, que ahora me ha tocado trabajar con el Doctor Rogelio Ramírez de la O. Obviamente, cada, cada Secretario tiene una forma muy específica de administrar y de llevar la Secretaría. Entonces, ha sido, creo yo, una transición bastante […] Todas las transiciones son difíciles. Pero en lo que cabe, para mí ha sido una transición, yo creo, bastante ordenada. Ha sido una transición muy abierta, muy transparente; de discusión de los temas tanto hacendentarios, como a los problemas o enfoques que queremos; problemas que queremos abordar y enfoques también que queremos implementar. Y esto, creo que, lo que nos ha llevado es pues el secretario Ramírez de la O la primera, una de las instrucciones […] Hace poco me preguntaron ¿cuál había sido la primera instrucción? No me acuerdo, pero la última en ese momento era la prioridad es el Paquete.

Entonces, el Paquete ya lo presentamos creo que ya hablamos de él. Es un Paquete, creo, equilibrado, y a lo largo de estas semanas también hemos venido conversando de una vez que pase el Paquete, tenemos que continuar con los procesos de reforma que hemos venido identificando, pero que además él también trae visiones específicas. Bueno, me voy a arriesgar un poco hablar de mi jefe, pero él, creo, trae visiones específicas en el sector financiero, en la inversión pública, en algunos de los sectores productivos del país, ¿no?, en el sector energético también. De tal manera que, en ese sentido, la Subsecretaría y yo personalmente hemos venido trabajando, apoyando estas visiones y estas reformas que él va a querer implementar.
 
Les puedo ir adelantando un poco. Ya hemos discutido sobre continuar trabajando y expandiendo lo que es el enfoque de finanzas sustentables. Ese es un compromiso que, creemos debe tener el país, no solo hacia el medio ambiente, obviamente, y hacia las brechas, que se cierre de brechas sociales. Pero también es un tema de liquidez. Muchos de los fondos de inversión están ya de una vez transitando a solamente comprar instrumentos verdes y, y nos queremos poner; o nos queremos mantener en la frontera de estas decisiones, tratando de adelantarnos y blindar a México en ese sentido. Y el Secretario Rogelio Ramírez de la O, pues es uno de los puntos que trae.

Y obviamente, otros que ha venido él ya delineando es continuar consolidando la participación del sector privado en infraestructura. Pronto habrá un análisis, un paquete, un anuncio del tercer paquete y prácticamente eso es un poco, creo, la forma en la que hemos venido trabajando y apoyándolo. Obviamente, él tiene un […] Prácticamente es el secretario de Hacienda que va a consolidar el proyecto del Presidente y también va a cerrar la administración y en ese sentido, sus esfuerzos van a estar más enfocados en esta segunda parte de la administración y ahí es donde vamos a estarlo apoyando de manera muy, muy activa.

Y bueno, prácticamente, ha habido mucho debate. Yo sé que [risas] si me quedo no me quedo. Yo prácticamente estoy muy contento aquí trabajando con el Secretario Rogelio Ramírez de la O. Y obviamente, estaré aquí mientras él, el Presidente y el Secretario lo decidan y donde mejor nos puedan apoyar.
GC: Muchísimas gracias por compartirnos eso, sin duda da mucha claridad y bueno, se vea seriedad con la que siempre tomas tus responsabilidades y cómo las has llevado a cabo cabalmente y pues te deseamos mucho éxito en ese sentido, ¿no?

La recomendación.
Vino, libros, películas y más de los actores económicos.

AP: Y bueno, no podemos dejar pasar esta oportunidad de tener al Subsecretario Gabriel Yorio sin hacerle la tradicional pregunta del final, ¿no estimado Gabriel? Bueno, a los dos Gabrieles ¿verdad?

GC: Exactamente, ahora hay que decir cuál.
 
AP: Exactamente, pero bueno, pero ahora el Subsecretario Gabriel Yorio. Por favor, si nos puedes compartir, digo, ya nos has dado muy buenas recomendaciones en el pasado y estoy seguro de que en esta ocasión nuevamente tendremos una de gran nivel: un vino, un libro o ambos, estimado Gabriel.

GY: Sí, la vez pasada les recomendé recuerdo dos libros y ahora un poco, creo que me gustaría recomendar un vino, me voy a arriesgar porque no soy experto en eso. Pero hace un par de meses, en mi cumpleaños me invitaron a cenar, probamos un vino muy bueno. Y a mí lo que me gustó de ese vino es primero, que es mexicano, y creo que los vinos mexicanos están ganando terreno en cuanto a mercado. Y yo además, un poco, luego los recibo por el lado de ingresos porque hay temas deIEPS relacionados con bebidas alcohólicas. Y ahí es donde he tenido un poco una inmersión a discutir con algunos de los productores y eso ha permitido también aprender un poco.

Entonces, no lo voy, a hacer mucho de drama es un vino que se llama ‘Casa Madero’, no son los tradicionales que a veces hemos visto, es uno que está hecho con uvas orgánicas. Entonces creo que fue un vino que me gustó. En el sentido, que es mexicano, está tratando de usar productos que no necesariamente tienen pues, pesticidas o este tipo de elementos o productos que pueden no solamente afectar el producto, sino obviamente el medio ambiente. Creo que además el sabor es bastante bueno.

El precio creo que también. Bueno, yo no pagué. Entonces no me atrevo a decir cuánto cuesta. Pero que es un vino que me gustó bastante. Yo se los recomiendo, si no lo han probado. Y obviamente también invitarlos a continuar fortaleciendo la industria mexicana vinícola.

AP: Muchísimas gracias, Subsecretario Yorio. Si, definitivamente, Casa Madero es una excelente opción. Y bueno, estoy seguro de que todas las personas que nos escuchan estarán muy contentas de esta recomendación ¡Muchas gracias!

GC: Y además orgánicas. Yo no he probado el ‘Casa Madero’ con uvas orgánicas, he probado varios ‘Casa Madero’ ¡Son espectaculares! Pero no ese lo vamos a tener que probar, estimado tocayo. ¿Cómo ves, Alex?

AP: Definitivamente.

GC: ¡Venga! No, pues Subsecretario, Gabriel Yorio, tocayo y querido amigo, te agradecemos muchísimo que hayas estado en nuestro podcast una vez más. Que ya ha sido este un regular aquí ¿no? Y agradecemos siempre tu apertura para la plática. Yo creo que las personas que escuchan este podcast siempre están muy atentas a tus comentarios, ¿no? Así cómo, cómo muchas más. Pero en verdad, una vez más ¡muchísimas gracias! Y pues claramente pues te queremos seguir invitando a este foro en el futuro.

GY: No, al contrario. Muchas gracias a ti, Gabriel, a ti también a Alejandro; al resto del equipo, muchísimas gracias. Para mí siempre es un honor estar en este espacio. Siempre que me inviten aquí andaré. Entonces, muchísimas gracias por todo, y por sobre, por la oportunidad de estar con ustedes y compartir con las personas que escuchan el podcast la visión, y también intercambiar estas opiniones.

¡Muchísimas gracias, de verdad!

GC: Muchas gracias.

AP: Muchas gracias, Gabriel ¡Muchas gracias! Esta es tu casa. Gracias.

GC: Bueno, hasta aquí Norte Económico. La verdad qué verdadero privilegio tener al Subsecretario de Hacienda, muy poquito después de haber presentado el Paquete Económico de 2022, además con comentarios muy importantes, relevantes. Además esa recomendación de uvas orgánicas, ¿no, mi estimado Alex?

AP: Yo creo que el momento fue ideal, ya que como bien tú lo mencionas, se acaba de dar a conocer; yo creo que el documento es muy extenso, también hubo una llamada por parte de la Secretaría de Hacienda; sin embargo, yo creo que fue muy puntual en algunos comentarios que estoy seguro complementan el análisis de cómo debemos esperar este marco de finanzas públicas en nuestro país. Y bueno, ni se diga de la recomendación del vino, la verdad es que yo he probado muchos de ‘Casa Madero’ no he probado ninguno orgánico, así que, estimado Gabriel, otro más a la lista.

GC: Pues un gusto, amigo de Norte Económico y pues seguimos aquí. Todo lo mejor. Has luego, estimado Alex.

AP: Hasta luego, estimado Gabriel. Muchas gracias por escucharnos y nos escuchamos la próxima semana. Un fuerte abrazo a todos.

Noticias Banorte