¿En qué te podemos ayudar?

Correo electrónico

Es necesario elegir un tema para el correo electrónico.
Es necesario elegir un producto.
Este campo es necesario.
Este campo es necesario.
0/600 Caracteres
Este campo es necesario.

¿Cómo deseas que te contactemos?

Este campo es necesario.
Se requiere teléfono a 10 dígitos.

Escribe el código


  

Ingrese el campo correctamente.
¡Gracias! El mensaje ha sido enviado. El mensaje no pudo enviarse.

Llámanos

Servirte es nuestra prioridad en Banorte. Por ello, nos ponemos a tu disposición en Banortel, nuestro centro de contacto telefónico.

Banortel:
  • Ciudad de México: (55) 5140-5600
  • Monterrey: (81) 8156-9600
  • Guadalajara: (33) 3669-9000
  • Resto del País: 01-800-BANORTE (01-800-226-6783)

Chat BANORTE

En Banorte, servirte es nuestra prioridad. Con este fin, contamos con un Centro de Contacto especialmente diseñado para personas físicas.

BanorteLoginPortlet-Banorte

Actions
Loading...

Z7_G218H3C0KON530QTNB0BSP3N75

Actions
Loading...
 
Por el momento la búsqueda por mapa no está disponible.
Cerrar mensaje

1. ¿Qué deseas buscar?

Tipo de oficina:
Lista de Resultados
Horario
No hay resultados para los criterios de búsqueda que seleccionaste, por favor inténtelo de nuevo seleccionando diferentes criterios.
Tienes que escribir una ubicación antes
 
 

Serás direccionado a la página del Aliado Banorte (TERCERO) que seleccionaste en dónde podrás consultar más detalle de la información y contratar el servicio. La información que proporciones al salir de este portal es responsabilidad del aliado (TERCERO), la cual se rige por sus propias políticas de seguridad y aviso de privacidad.

CONTINUAR
CANCELAR
 
 

Navegarás en un sitio ajeno a Banorte, el cual administra su propia información y política de privacidad y seguridad

BANXICO Y SUS PERSPECTIVAS DE INFLACIÓN

EPISODIO 24 – PODCAST NORTE ECONÓMICO

  • La reactivación de la economía ha traído un fenómeno de inflación post pandémica que cerraría el año entre 5 y 6 por ciento.
  • La inflación no cedió en abril como estaba pronosticado, por lo que Banxico enfocará su política en hacerle frente para alcanzar objetivo de 3 por ciento
  • Como respuesta, estarían casi descartados los movimientos a la baja en la tasa de referencia, según Jonathan Heath, Subgobernador de Banxico

Ciudad de México, 30 de junio de 2021. — En el cierre de la segunda temporada de Norte Económico, Jonathan Heath, Subgobernador del Banco de México, explicó el fenómeno de la inflación que atraviesa México.

Heath apuntó que el fenómeno inflacionario del país, al que llamó inflación post pandémica, responde a la reactivación de la economía después del confinamiento. Y si bien, se había previsto un incremento en los indicadores inflacionarios –pues se compara el comportamiento con un año atípico, como lo fue 2020– también se esperaba que el pico ocurriera en abril; sin embargo, la inflación no ha cedido.

La permanencia del alza en la inflación se explicaría a partir de nuevos choques de oferta y el reacomodo de la demanda que provocan un alza en los precios. Jonathan Heath lo ejemplificó con los servicios, cuya reapertura este año trajo un incremento en sus precios y desencadenó la alza en mercancías alimenticias y no alimenticias.

Si durante 2020 las prioridades del Banco de México fueron evitar el colapso de la economía y ayudar a su recuperación, esa situación se ha revertido y actualmente el objetivo principal de la política monetaria será controlar la inflación para que se trate de una alza temporal y no de un fenómeno a largo plazo.

El reciente incremento de la tasa de referencia es una respuesta a esta inflación post pandémica, y si hay ajustes al alza o permanece la tasa actual, dependerá principalmente de los indicadores de la inflación. El Subgobernador de Banxico señaló que prácticamente se podrían descartar movimientos a la baja en la tasa de referencia.

Y aunque el Subgobernador considera que la inflación post pandémica será un fenómeno temporal, su pronóstico personal es que no bajaría de 5 por ciento durante este año e incluso podría cerrar en 6 por ciento, el doble del objetivo de Banxico.

La entrevista completa está disponible desde este miércoles en Spotify,  Apple Podcast y en el sitio GFNorte.

Para más información a medios de comunicación:
● Francisco Rodríguez Daniel
Director Ejecutivo de Comunicación Corporativa
Cel.: (55) 4522-6753 / francisco.rodriguez.daniel@banorte.com
● Alfonso Cadena
Gerente de Relación con Medios
luis.cadena.velasco@banorte.com
 
Para más información a medios de comunicación:
Francisco Rodríguez Daniel
Director Ejecutivo de Comunicación Corporativa
Cel.: (55) 4522-6753 / francisco.rodriguez.daniel@banorte.com

Alfonso Cadena
Gerente de Relación con Medios
luis.cadena.velasco@banorte.com
 
Consulta un nuevo episodio cada miércoles en:

Transcripción:

Norte Económico, con Gabriel Casillas y Alejandro Padilla. Un podcast de Banorte para encontrar el horizonte de la economía.
 
GC: Bienvenidos a Norte Económico, el podcast de Grupo Financiero Banorte para alcanzar el horizonte de la economía. Mi nombre, Gabriel Casillas, quien junto con Alejandro Padilla, conducimos cada semana este podcast, además de liderar los equipos de Análisis Económico y Estrategia Financiera de Mercados de Banorte. Hola Alex, ¿cómo estás?
 

AP: Un saludo mi estimado Gabriel, con el gusto de compartir este espacio contigo y todos nuestros amigos de Norte Económico cada semana. Me encuentro bien y espero que todos ustedes también lo  estén. También estoy muy emocionado por este episodio de cierre de nuestra segunda temporada y por la participación de quien fuera nuestro padrino de inicio en la primera temporada. Además de que sus comentarios serán todavía más interesantes –porque siempre lo son– si tomamos en cuenta que la semana pasada Banco de México sorprendió a todos con un incremento de 25 puntos base (o un cuarto de punto porcentual) en su tasa de referencia en su decisión de política monetaria.
 
GC: Así es, Alex. Me llena de mucho orgullo y enorme placer que el Subgobernador Jonathan Heath pueda acompañarnos nuevamente en nuestro podcast, y que además con él cerremos esta segunda temporada. Así que, Jonathan, muchísimas gracias y bienvenido.
 
JH: Es un placer, muchísimas gracias por la invitación.
 
LA ENTREVISTA
La coyuntura económica contada por sus protagonistas
 
AP: Amigos de Norte Económico, en esta ocasión contamos con el Subgobernador de Banco de México, Jonathan Heath, quien ustedes ya conocen muy bien. Un reconocido economista con una amplia experiencia en el sector privado, la academia y como miembro de la Junta de Gobierno de Banco de México, que ya nos ha honrado con su presencia en este espacio anteriormente. Jonathan, muchas gracias por acompañarnos nuevamente, bienvenido a Norte Económico. Como siempre, esta es tu casa.
 
JH: Muchas gracias por la invitación.

 GC: Bueno, estimado Jonathan, siempre es un placer contar con tu presencia, como hemos comentado muchas veces y agradecemos una vez más que nos acompañes. Qué te parece si iniciamos con un análisis sobre el panorama actual, especialmente en Estados Unidos, y las implicaciones para el Banco de la Reserva Federal.

Actualmente estamos observando un escenario caracterizado por una mayor recuperación de lo que se tenía previsto gracias a los programas de estímulo así como un eficiente plan de vacunación. Sin embargo, también hemos visto evidencia de algunas presiones inflacionarias relevantes. Aquí existe un gran debate -que conoces muy bien- al interior del Fed, sobre la transitoriedad de dichas presiones. Desde tu óptica, ¿qué podríamos esperar del Fed para lo que resta del año, especialmente con un tono más restrictivo, más hawkish que vimos en su última decisión de política monetaria?
 
JH: Como saben, la inflación en los últimos meses en los Estados Unidos ha alcanzado niveles que no se habían visto desde 2008, y son resultados que estamos viendo en muchas partes del mundo. Yo diría es una inflación post pandémica, en el sentido de que es resultado de una gran cantidad de disrupciones tanto en la oferta como en la demanda, cambios en precios relativos, etcétera. Donde ahora se están reconfigurando los precios a nivel internacional, a nivel mundial, ante todas las interrupciones que hubo en cadenas de suministro, en mayor demanda en ciertos productos pero disminuciones en oferta en otros, etcétera. El ejemplo clásico que todo mundo menciona es la escasez de los semiconductores, pero eso se traslada a una gran cantidad de diferentes bienes y de commodities. Por ejemplo, el cobre, que el Banco de México utiliza en la fabricación de sus monedas, bueno, la Casa de Moneda, ha subido muchísimo de precio, vemos el índice internacional de alimentos de la FAO que también ha tenido incrementos realmente importantes.

Se refleja mucho en el Índice de Precios al Productor de bienes intermedios aquí en México, que se fue a doble dígito. Lo estamos viendo en todos lados del mundo. Y aquí creo que sí queda claro que la gran mayoría de estos reacomodos en precios son temporales y sí son resultado en muy buena parte de estos reacomodos, o sea un regreso a la normalidad, que vamos a tardar un rato en hacerlo y por eso hemos visto este incremento en precios. Sin embargo, la Fed creo que está en discusiones no tan diferentes a otros bancos centrales del mundo, diciendo ‘bueno, puedes simplemente dejar que los precios se acomoden’, van a subir en un momento dado y después estos efectos pueden disiparse y al rato ya regresamos a una cierta normalidad, pero puede haber una afectación, puede haber efectos de segundo orden, puede haber efecto de contaminación.

Hay que recordar que en Estados Unidos, como en muchas partes del mundo, hay una gran cantidad de liquidez que en un momento dado se presta a una situación inflacionaria mayor. Hay que recordar que en ocasiones anteriores, con estas inyecciones de liquidez se pronosticaba aumentos importantes de la inflación, ahora aparentemente no, pero todo mundo está en espera para ver si realmente sí o no. Yo creo que el tono más agresivo de la Fed es meritorio, hay que cuidar que no vayamos girando a otro lado, venimos de una economía deprimida por la pandemia, de políticas de confinamiento, de una baja en precios a niveles muy, muy bajos en la mayoría de los países, y ahora estamos viendo la contraparte. Yo creo que es muy importante seguir monitoreando lo que hace la Fed y yo creo que la misma Fed está monitoreando muy de cerca para ver si es simplemente un efecto temporal y no haya un efecto de contaminación.
 
AP: Estimado Jonathan, ahora qué te parece si nos enfocamos en la situación económica del país. Y es que en su último Informe Trimestral que dieron a conocer apenas el 2 de junio, realizaron un ajuste al alza en sus pronósticos de crecimiento para este año en su escenario central a 6 por ciento, de 4.8 anteriormente. Algo que va muy de la mano con las revisiones al alza que se reflejan en las encuestas de analistas, inclusive con la evidencia de las cifras de más alta frecuencia que se han observado. A pesar de esta visión más positiva, también hay algunos desafíos relevantes para la economía, como el grado de holgura del mercado laboral, entre otros. ¿Nos puedes platicar cuál es tu visión sobre la actividad económica para lo que resta de este segundo semestre que inicia hoy, por favor?
 
JH: Claro, es un cambio bastante radical a lo que teníamos el año pasado. Una economía que virtualmente se estaba colapsando antes las políticas de confinamiento, de ahí tocamos fondo hace prácticamente un año y ha venido un periodo de recuperación, obviamente el tercer trimestre vimos una tasa de crecimiento muy importante por el efecto de la base de comparación y cada vez que vamos avanzando es lógico esperar tasas menores pero aún así tasas que reflejen este reajuste hacia otra vez una actividad económica más o menos normal. Todavía no hemos llegado, yo diría, al cien por ciento de la apertura, todavía hay políticas de confinamiento, ciertas restricciones en ciertos lados, por ejemplo, los restaurantes no pueden abrir al cien por ciento como estaban antes de la pandemia, etcétera, etcétera. Pero todo esto nos está indicando que la economía sí va más o menos en buen camino en esta recuperación, ya crecer arriba del 6 por ciento es bastante bueno, hay que recordar que apenas tres meses, cuatro a lo mucho, cuando López Obrador dijo que íbamos a poder crecer 5 por ciento y todo mundo se le vino encima como un optimismo exagerado y los criticaron mucho, y ahorita los escenarios más pesimistas son de 5 por ciento y todo mundo está alrededor del 6, ligeramente arriba o abajo, y todavía seguimos en este proceso de revisión a la alza. Sí es muy importante señalar, como se ha hecho muchas veces, que aún con un crecimiento arriba de 6, incluso arriba de 7, cerca de 8, todavía no regresaríamos al pico que teníamos anteriormente, esto significa que este proceso de recuperación, por más dinámico que pudiera ser el resto de este año, seguirá el año entrante. Yo creo que las previsiones tan pesimistas que no íbamos a regresar a los picos anteriores hasta el 2024, 2023, creo que ya se están moderando.

Es factible regresar a los picos anteriores hacia fines del 2022, pero definitivamente estamos en una ruta clara de recuperación, sigue siendo una recuperación difícil, frágil y prolongada, quizás no tan prolongada como habíamos pensado que podía ser pero de todos modos hay que reconocer que no es una recuperación tan robusta, por ejemplo, como la que estamos viendo en Estados Unidos con el apoyo fiscal brutal que mencionaron. Definitivamente son perspectivas muy diferentes. Una recuperación que ahí va, que va en marcha, falta todavía consolidarse, falta para convertirse en una etapa de recuperación para ser una nueva expansión. Sin embargo creo que vamos en buen camino. Hay riesgos, obviamente mucho atado a cómo avanzamos en esta lucha contra la pandemia y estas nuevas variantes, a ver si no damos marcha atrás. Yo creo que ha de ser de los riesgos más grandes, pero definitivamente hoy en día estamos mucho más optimistas a como estábamos hace tres meses.
 
GC: Muchísimas gracias Jonathan por esa claridad con la que nos platicaste cómo ves el panorama de Estados Unidos, el Fed y ahora el crecimiento en México. Antes de pasar a los debates sobre los desafíos de política monetaria en emergentes e, inclusive en México, nos gustaría tocar un tema que probablemente sea el debate más intenso actualmente en nuestro país, y más en la política monetaria, que es la inflación.

Algo que seguramente se va a aclarar un poco más hacia adelante. En particular las proyecciones que tienen ustedes, probablemente las minutas que se publicarán el jueves de la próxima semana ofrezcan mayor claridad. Y sobre todo tratar este tema de que tan temporal pueden ser estas presiones o el origen de los choques, que tan diferentes pueden ser en Estados Unidos o varios países o ya al interior en México. En ese sentido, Jonathan, la inflación anual en México se ubicó en 6.02 por ciento en la primera quincena de junio, como tú perfectamente lo sabes, con una inflación subyacente en 4.58 por ciento. Si bien se anticipaba un efecto de base en nuestro país en el segundo trimestre del año, pareciera que también han surgido otro tipo de presiones que puedan limitar aún más la convergencia de la inflación a su objetivo del 3 por ciento. Aquí, estimado Jonathan, si nos pudieras compartir tu visión en torno a la inflación te lo agradeceríamos mucho.
 
JH: Definitivamente estábamos nosotros anticipando un aumento en la inflación en el segundo trimestre por los efectos de la base de comparación. Esto lo habíamos dicho desde hace mucho tiempo. Me acuerdo incluso hasta fines del año pasado ya lo estábamos advirtiendo, y sabíamos muy bien y estábamos tratando de alentar al mercado y a todo mundo, ‘oye, la inflación va a subir en el segundo trimestre, pero es simplemente por este efecto de base de comparación y debe de revertirse rápidamente y debemos de ver que se van disipando estos efectos base’. Y sí, de hecho llegamos y sí vimos que empezó a aumentar la inflación. Sin embargo se pensaba hace tres meses o más que el pico iba a ser como en abril y a partir de mayo-junio ya iba a empezar a bajar, incluso hasta medio rápidamente, y por lo menos la inflación subyacente iba no a converger plenamente al 3 por ciento rápidamente pero sí llegar cerca de este 3 por ciento para volver a tener una pequeña burbuja a fines de año por efecto base, porque hay que recordar que en noviembre del año pasado tuvimos el Buen Fin extendido que hizo que la inflación de noviembre fuera sorprendentemente bajo y es muy difícil pensar que pudiera ser igual de bajo, por lo tanto vamos a ver un pequeño rebote al final.

Sin embargo, vimos que la inflación en mayo y en junio no ha cedido y sigue estando por niveles del 6 por ciento. Nosotros hacemos un análisis bastante quirúrgico, bastante a fondo, desmenuzamos todo el índice de precios tratando de entender el origen de todos los diferentes aumentos, y encontramos que definitivamente hay la presencia de efecto de base de comparación, sin lugar a duda, pero también hay evidencia bastante clara de nuevos choques, principalmente de oferta, seguramente también tiene que ver un reacomodo de la demanda. Hay que recordar que al ir abriendo ciertos sectores que estaban cerrados hay una demanda reprimida, empiezan a subir precios que antes estaban muy bajos. El ejemplo claro es servicios, que son los más susceptibles a las condiciones cíclicas de la economía, habían estado sistemáticamente por debajo de 3, más cercano a 2, pero ya en los últimos 2, 3, 4 meses han estado volviendo a subir, todavía están en niveles aceptables, creo que 3.1 o 3.3, no me acuerdo exactamente, pero con una clara tendencia a la alza.

Esos precios nos habían ayudado a contrarrestar aumentos más elevados en las mercancías alimenticias y las no alimenticias. Sin embargo las alimenticias y no alimenticias no están cediendo como pensábamos que iban a ceder, pero los precios que estaban ayudando a neutralizar y a promediar inflaciones un poco más bajo también se están disipando. Entonces, lo más seguro es que esa tendencia a la alza de servicios, ante esta demanda reprimida y la apertura de estos sectores, va a seguir aumentando y por la presencia de nuevos choques en las mercancías alimenticias y no alimenticias, lo más seguro es que van a quedar sticky, un poco pegajosos en los niveles que están ahorita.

Eso lo que nos está diciendo es que la inflación puede quedar en los niveles que estamos viendo ahorita por un rato más; en mi proyección personal, yo creo que la inflación quizá ni siquiera va a quedar por debajo del 5 por ciento en algún momento dado de este año. Y con la burbuja a fin de año, puede volver a acercarse al 6 por ciento. Una inflación que termina el año cerca del 6 por ciento, que es lo doble del objetivo del Banco de México, en el contexto de una economía que ya se está recuperando, sí, falta, estoy de acuerdo, pero que va relativamente bien, es un escenario muy diferente al del año pasado cuando la economía se estaba desplomando y la inflación terminó el año muy cerca de su meta, en 3.15.

Entonces las prioridades del año pasado eran de emergencia, de ambulancia, hay que ir a bajar las tasas, hay que poner condiciones monetarias expansivas para ayudar a la recuperación, y era la recomendación de prácticamente todo el mundo, todos los bancos, todo mundo lo estaba haciendo. Pero llegó el momento en que esa situación más o menos se ha revertido y ahorita sí tenemos que preocuparnos para que siga la recuperación hacia adelante, pero esta recuperación debe darse en un contexto de estabilidad de precios, no un contexto donde la inflación es lo doble de la meta. Hay todavía un problema adicional de que no queremos que haya una contaminación, que los precios permanezcan relativamente altos, que la inflación permanezca relativamente alta en el transcurso del resto de este año y todavía en el primer trimestre del año entrante, que eso vaya a contaminar el proceso de formación de precios y otros precios con efectos secundarios y efectos de contaminación, también empiecen a subir y resulta que esta burbuja temporal no termina siento tan temporal, quizás tenemos un problema un poco más estructural que tenemos que fijarnos. También, por último, hay que recordar que es muy probable que la política de apoyar al salario mínimo va a continuar, y lo más probable que en enero vamos a tener otro aumento al salario mínimo, no sé, 15 por ciento, quizás más, no estoy seguro. Y vamos tener el contexto de un año donde estamos terminando la recuperación económica de año entrante pero pudieran empezar a volver a pesar las presiones de los costos laborales.

Tenemos una gran cantidad de riesgos en el horizonte, y el balance de riesgos que antes era medio incierto, medio equilibrado, hoy claramente está sesgado al alza. Pensamos que la mayoría de estos efectos pudieran ser temporales pero no queda tan claro.

Y por último, la otra cosa que también es importante recalcar es que el esquema de la política monetaria que tenemos no solamente es de inflación por objetivo tal cual sino es inflation forecast targeting, donde lo que estamos haciendo es proyectando nuestra agenda de la trayectoria que creemos que va a hacer la inflación durante los siguientes ocho trimestres, y vigilamos muy de cerca que esa trayectoria se esté dando o no. Sistemáticamente hemos dicho que desde un horizonte de ocho trimestres, quizá ya como al quinto, sexto, séptimo trimestre, la inflación ya debe de converger hacia su meta.

Pero hemos estado pateando el bote sistemáticamente como por tres años. Entonces si nuestras propias trayectorias no se están cumpliendo y ahora nos están diciendo que es muy probable que viene más inflación y va a tardar más en que la inflación se vaya convergiendo, eso significa que tenemos que ponerle más atención al problema de la inflación y asegurar que no se quede en este 6 por ciento o arriba de 5, sino efectivamente ayudar a que la inflación pueda converger en sus metas. Y eso es básicamente la discusión. La discusión ahorita es que ‘no pues aunque la política monetaria no es tan efectiva, especialmente cuando no se trata de un exceso de demanda agregada’, pues sí, puede ser cierto, pero la política monetaria ayuda a limitar los efectos secundarios, efectos de contaminación, que eso es justamente lo que nos preocupa. ‘No pues no hay que hacer nada porque solito va a bajar la inflación porque son efectos temporales’, puede ser, pero no queda tan claro.

Yo creo que hay una cierta susceptibilidad en nuestras propias trayectorias de inflación que hemos visto sistemáticamente que no se han cumplido y que hemos tenido que patear el bote, decir ‘bueno, ya no es el primer trimestre, es el segundo, ah no, perdón, ya no es el segundo trimestre ahora va a ser el tercero’ pues sí, pero significa que nunca va a llegar ese momento porque siempre lo vamos a estar pateando hacia el futuro  y eso no se vale, nuestra prioridad es justamente la estabilidad de precios y ahorita sí estamos viendo un problema en la formación de precios que no estaba presente el año pasado.
 

GC: Jonathan, tus comentarios con mucha seriedad y rigurosidad como siempre te ha caracterizado, y además con ese pragmatismo tan relevante que también te ha caracterizado. Muchas gracias por iluminarnos en este punto.
 
AP: Y además Gabriel que son comentarios muy profundos sobre esta compleja dinámica de inflación que probablemente nos lleve a la siguiente discusión que son los desafíos de la política monetaria global, especialmente en mercado emergentes, porque hemos visto que esta situación de inflación también se está viviendo en Brasil, se está viviendo en muchos otros países y justo derivado de los choques que ya acertadamente has analizado, estimado Jonathan.

Pero bueno, también hay otra situación que probablemente se vuelve un reto importante en la política monetaria, especialmente en economías emergentes, y tiene que ver con el Fed. Porque hay que recordar que recientemente, cuando dio su último anuncio de política monetaria y este sesgo hawkish, que comentaba Gabriel anteriormente, pues los mercados reaccionaron y reaccionaron de una manera un tanto agresiva, después se fueron calmando. Pero esto nos trae a la mente, o por lo menos recordamos lo que sucedió en 2013 con el Taper Tantrum de Bernanke, y aquí creo que sería interesante escuchar tu opinión sobre la forma en la cual los bancos centrales estarán preparándose para este tapering del Fed que probablemente se de antes de lo posible, qué reacción en los mercados financieros, sobre todo en las divisas, la pregunta sería ¿te preocupa la reacción de los mercados financieros cuando el Fed anuncie el tapering? ¿Y crees este será un factor muy relevante para los bancos centrales de economías emergentes?
 
JH: En buena parte va a depender mucho de la habilidad de comunicación de la Reserva Federal. Ese Taper Tantrum, fue un poco –por la manera en que lo anunciaron– medio sorpresivamente y sin dar aviso, yo creo que la Reserva Federal va a tomar nota de ese error en comunicación y en esta ocasión yo creo que nos van a dar bastante aviso. Entonces obviamente preocupa pero no necesariamente demasiado. Hay que recordar que a México en 2013-14 no nos fue tan mal, ya para el 2015 tuvimos la inflación más baja en nuestra historia del Índice de Precios desde que existe y no fue hasta que la Reserva Federal empezó a aumentar tasa que nosotros tuvimos que seguir ese mismo ciclo y cuando estábamos empezando ese ciclo vino un shock muy fuerte para México que fue el famoso gasolinazo que provocó que de 2015 terminara con la inflación más baja en la historia del índice de precios, dos años después terminamos con la inflación más alta de los últimos 17 años, y ahí sí tuvimos que subir tasas, tuvimos un ciclo a la alza muy en línea con la Reserva Federal pero de una forma más agresiva. Cada vez que la Reserva Federal aumentaba, nosotros aumentábamos pero incluso hasta más, para ir abriendo el diferencial de tasas entre los dos países. Y así tuvimos que responder porque teníamos dos problemas al mismo tiempo, el ciclo alcista de la Fed pero al mismo tiempo un problema de inflación muy grave en nuestro propio país. En este caso, yo creo que estamos totalmente preparados. Cuando la Reserva Federal empieza a aumentar tasas queda clarísimo que vamos a tener que seguir y vamos a tener que estar muy sincronizados, es muy difícil actuar fuera del contexto de la Reserva Federal. Yo he dicho que el anuncio de la Reserva Federal de que iba a dejar la casa sin movimiento por un par de años nos daba cierta ventana de oportunidad de operar nuestra política monetaria sin tener que preocuparnos de qué es lo que estaba haciendo la Fed. Pero como estábamos platicando al principio, las expectativas de mercado están apuntando a que quizá no llegamos a esos dos años y tenemos que hacer ese movimiento antes.
 
Yo creo que queda claro hoy que ya podemos descontar casi por completo, a no ser que los indicadores de repente van en otra dirección, pero casi podríamos descontar movimientos a la baja en la tasa, creo que eso que todavía en febrero podríamos pensar que podría darse otra oportunidad más adelante, creo que ahorita ya no, que el mejor escenario sería tener una pausa relativamente prolongada lo más que pudiéramos tener y esperar a que la Fed empiece a subir tasas para subirnos al tren y hacer lo mismo.

¿Vamos a poder mantener esa pausa por un tiempo extendido? Esa es la gran pregunta y eso creo que va a ser el punto neurológico del debate en estas siguientes decisiones donde lo más importante va a ser la realimentación de cómo van avanzando los indicadores más relevantes, especialmente el de inflación que va a ser uno de los más relevantes. Si la inflación no baja ni siquiera de lo que pensamos que pudiera bajar más cerca de 5 por ciento, durante la mayor parte del resto de este año, ahí vamos a tener que tomar acciones, vamos a tener que ser congruentes si hay una discrepancia entre nuestra trayectoria anunciada de lo que esperamos que sea la inflación y la trayectoria real, lo que realmente pasa.
 
GC: Creo que son muy claros aquí los desafíos en política monetaria a nivel global, sobre todo de emergentes, y claramente para México. Creo que muy clara la visión que nos ofreces ofreces sobre qué podría hacer Banco de México, en qué se puede fijar durante los próximos meses. Y bueno Jonathan, después de esta muy enriquecedora plática ya llegamos al final, siempre es un placer platicar contigo y nos gustaría que durara bastante más tiempo el podcast, pero llegamos a la parte de las recomendaciones de lectura y de vinos, si tu quisieras. No sé, Alex, si quieras comentar al respecto.
 
AP: Creo que en ocasiones anteriores, estimado Subgobernador, nos has dado excelentes recomendaciones de vinos, de lecturas y no podemos dejar de lado una nueva recomendación que nos quieras hacer, qué podemos leer en estos momentos, qué nos recomiendas y sobre todo con qué lo acompañamos, con qué vino.
 
JH: Mis vinos favoritos siguen siendo los de Ribera del Duero, hay unos vinos bastante buenos precio-calidad. Hay uno que acabo de comprar por recomendación de colegas del Banco, extraordinario, Izadi creo que se llamaba, y fui al Costco y había ya muy pocos y compré los que habían, ojalá que vuelvan a surtirnos, pero realmente a nivel de precio-calidad, una excelente relación.

Recomiendo mucho, porque ya están a punto de salir, los tres volúmenes de las lecturas en lo que indican los indicadores, justamente ayer ya se aprobó el financiamiento que se va a dar al MIDE, para que el MIDE imprime estos tres volúmenes y las vamos a tener en versión de libro electrónico, va a haber una versión online y la versión impresa. Realmente excelentes lecturas, donde hay una de Gabriel y muchas de la propia Junta de Gobierno; hay una de Alejandro Díaz de León, hay una de Gerardo Esquivel, hay de nuestros mejores economistas, Juan García, Rodrigo Cano, Jaime Acosta, están escribiendo artículos muy buenos para entender con mayor profundidad todas las operaciones y cómo funciona el Banco de México. La idea es tratar de incrementar cada vez más y más la comunicación y la transparencia.

Y por cierto, va a haber otra publicación muy pronto, que es un libro un poco más técnico pero los iniciados en el tema definitivamente tienen que leerlo, se llama ‘El Libro de Operaciones del Banco de México’, un proyecto que empezó hace tres, cuatro años, se ha tardado más de lo que se debería haber tardado, yo creo que se debería haber sacado en su momento y ahorita estar publicando ya la tercera edición, pero bueno, es un libro que explica muy bien cómo funcionan las reservas internacionales, cómo se manejan la operaciones mismas del banco central, etcétera. Para los iniciados en el tema, verdaderamente una joya. Estén pendientes porque muy pronto va a estar disponible en las páginas del Banco, pero también creo que es un libro que merece ser publicado y merecer ser vendido por lo menos a precio de reposición en las diferentes librerías.

Y hay que estar muy atentos a la inauguración del nuevo Museo del Banco de México, que yo creo que va a abrir como por agosto, es simplemente abrir las puertas a este edificio que tenemos, que es una joya, para que el público lo conozca. Y ahí va a haber una pequeña librería y la idea es que todos estos libros ahí los pueden adquirir, podemos estar muy atentos a estas nuevas lecturas que están por salir.
 
GC: Muchísimas gracias, Jonathan. La verdad es que conociendo el compendio de lecturas de primera mano me queda claro que sin duda no hay documento mejor para entender la realidad económica de México. Estaba tu libro sin duda, de hace ya casi diez años, y yo creo que estas lecturas lo van a actualizar y a acompañar. Y en varios casos, como comentas, de temas del Banco de México, lo van a profundizar. No puedo estar más que de acuerdo contigo. Y también esperando ese libro de la parte de operaciones de la banca central, que habiendo sido parte de ese equipo de Banco de México hace ya muchos años me va a dar mucho gusto ver algo ya muy formal y además con toda esta transparencia que ha venido incrementándose en Banco de México en los últimos 25 años. Jonathan, no me queda más que agradecerte que hayas participado una vez más en este podcast. Este es el cierre de nuestra segunda temporada, entonces lo vamos a tener que festejar con ese vino que nos acabas de recomendar de Ribera del Duero, ya te acabaste los que viste en Costco, entonces tenemos que ver dónde lo conseguimos. Pero muchísimas gracias por habernos acompañado y habernos brindado tanta claridad.

Y sobre todo mucha claridad a los analistas que no tuvimos bien el call de política monetaria de la última decisión, y queremos entender mucho más qué decisiones está tomando el Banco de México y qué podemos esperar hacia adelante. Muchísimas gracias, Jonathan.
 
JH: Un placer y muchas gracias por la invitación. Ya saben, cuando quieran con muchísimo gusto.
 
AP: Muchas gracias, Jonathan. Muchas gracias por tu análisis como mencionaba Gabriel, muy importante para los que toman decisiones en México y definitivamente las lecturas que recomiendas las vamos a estar utilizando también con nuestros alumnos, ¿no Gabriel? que han sido algo medular en nuestros cursos. Así que muchísimas gracias, mucho éxito y muchas felicidades porque es un gran esfuerzo que definitivamente contribuye a la formación de nuestro país. Muchas gracias.
 
JH: Gracias a ustedes. 

GC: Hasta aquí Norte Económico, y hasta aquí esta segunda temporada. Con esto declaramos el fin de esta segunda temporada de Norte Económico, lo que queremos es alcanzar el horizonte de la economía y definitivamente tenemos que seguirlo alcanzando en una tercera temporada muy pronto. Agradecemos muchísimo que nos hayan escuchado, nos hayan hecho comentarios en esta temporada y creo, que sin duda, cerramos con broche de oro. ¿Qué opinas, Alex?
 
AP: Muchas gracias Gabriel y al todo el equipo, a Análisis Económico y Estrategia Financiera de Mercados de Banorte, al área de Comunicación y Asuntos Públicos, a Conversa, a ti Gabriel por siempre apoyar y creer en este proyecto, sobre todo a nuestros invitados y a quienes nos escuchan ya que ha sido una experiencia maravillosa para todos nosotros. Y qué mejor forma de cerrarlo que con el Subgobernador, Jonathan Heath, quien nos ofreció un panorama muy completo y muy interesante sobre la economía, la inflación y qué le puede deparar a la política monetaria de nuestro país para lo que resta del año.

 GP: Sin duda Alex, y sobre todo después de esta acción sorpresiva para nosotros los analistas en la última reunión de política monetaria.
Una vez más me despido agradeciendo muchísimo a todos los que ya agradeció Alex pero nombrando especialmente a Juan Ortega, Adolfo Ortega, Nadya Ramírez, a todos los que forman parte de Conversa, Viridiana, Nancy, y obviamente al departamento de Comunicación que hacen una gran labor aquí en Banorte, muchísimas gracias Nadya, muchas gracias Francisco, Poncho, Fernando, todos. Muchísimas gracias y hasta la siguiente temporada.

AP: Muchas gracias, cuídense mucho y hasta la siguiente temporada. Les mando un fuerte abrazo a todos. 

Noticias Banorte